El llanto del camarín azul reflejó la frustración de la era Beccacece

Varios integrantes del plantel de la U no aguantaron la caída ante la UC y derramaron lágrimas o se vieron muy afligidos tras perder la final de la Supercopa de Chile.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff Mientras en el camarín local del estadio Ester Roa de Concepción, la UC celebraba su segundo título en el 2016, en los vestidores de visita el ambiente era de funeral. El plantel de la U sintió la derrota en demasía, dentro de un contexto de tres caídas consecutivas y un DT que está más fuera que dentro de la institución laica. Un escenario adverso que terminó con todos los jugadores afligidos por la caída 2-1 frente a los cruzados, y que terminó en las lágrimas de jugadores como Juan Leiva y Jean Beausejour, tanto en la misma cancha, como en camarines y en el bus que los trasladó al hotel Radisson Petra del centro de la ciudad. Además de ellos dos, el volante Gustavo Lorenzetti salió del recinto visiblemente afectado por el mal momento de la U, que su compañero Gastón La Gata Fernández, trató de graficar en palabras para que se entiendera la gran tristeza de los azules. “La bronca es por el compromiso que hay del equipo para con el entrenador, la institución y los esfuerzos que hacemos para conseguir los resultados y cuando no se da se siente frustración”, apuntó la Gata tras el partido ante la UC. “Esto es para hombres, hay que levantar la cabeza más allá de la tristeza del resultado estamos con la conciencia de haberlo dado todo y eso en definitiva termina siendo un alivio”, concluyó. GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo