El plantel de la UC no se toma respiros y pasa de los festejos a unas trabajadas fiestas patrias

Los cruzados celebraron el título de la Supercopa con una cena en el hotel y este viernes, a primera hora, se trasladaron a Santiago para entrenar. Ahora se piensa en Temuco.

Por

Por Pablo Serey Correa No hay tiempo para mayores descansos en Universidad Católica, pues tras el triunfo sobre la U por la Supercopa en Concepción, el cargado cronograma de los cruzados sigue intacto. Así, el plantel comandado por Mario Salas vivirá unas trabajadas fiestas patrias. Luego de la victoria 2-1 sobre la U en el Ester Roa Rebolledo, la delegación de la UC se trasladó hasta el Hotel Diego de Almagro Lomas Verdes. En el mismo lugar donde pasaron las dos últimas noches en la capital del Bío Bío, la Franja festejó con una sobria cena. Lo anterior, entre otras cosas, porque había que despertarse muy temprano, ya que el vuelo de regreso a Santiago salía desde el aeropuerto Carriel Sur a las 8:30. Y una vez en Pudahuel, los integrantes del plantel estudiantil se movieron con destino San Carlos de Apoquindo. Una práctica marcada por los ejercicios regenerativos para aquellos que vieron acción ante la Universidad de Chile y con algo de mayor intensidad para los que no fueron parte de la nómina oficial, pero que igual viajaron hasta el sur del país. Y en el fin de semana largo de las fiestas patrias no habrá mayor descanso para los pupilos del Comandante, ya que el sábado 17 se llevará a cabo una sesión de entrenamientos normal y sólo el domingo 18 habrá descanso absoluto para los jugadores. En la precordillera asumen que volverán a tener una cargada semana y por lo mismo la intensidad en el trabajo. El miércoles 21, a partir de las 21:00 recibirán a Deportes Temuco por la ida de los octavos de final de la Copa Chile, mientras que el domingo 25, desde las 12:00, visitarán a San Luis por la séptima fecha del Apertura. GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo