El gran anhelo de Cristián Álvarez: "Siempre me propuse jugar 20 años y ojalá lo logre"

A sus 36 años, el capitán de la UC muestra plena vigencia. Tras dos torneos como suplente, el Huaso recuperó la titularidad y, de momento, no contempla nada más que el día a día.

Por

Por Pablo Serey Correa En varias declaraciones el experimentado Cristián Álvarez venía dejando en claro que no pensaba en el retiro, pese a su edad y a no tener la continuidad de antaño. Y aquellas palabras del propio Huaso han tenido eco en cancha en los últimos encuentros de Universidad Católica, en los que el veterano zaguero ha sido titular. En el más reciente desafío de los cruzados, el triunfo 2-1 sobre la U en la final de la Suepercopa, el curicano actuó la totalidad del partido cumpliendo labores de lateral derecho, donde mostró plena vigencia a sus 36 años. Y por lo dicho anteriormente, Álvarez festeja. “Qué mejor, tengo 36 años, lograr un título más, ya llevo 5 en Católica, estoy pasando por un buen momento, estoy feliz, gané este título jugando como titular, qué más le pido al fútbol, qué más le puedo pedir a la vida también”, expresa. Con la corona conseguida en Concepción, el medallista de Bronce en Sydney 2000 aprovechó de conmemorar el aniversario 19 de su debut profesional: el 14 de septiembre de 1997, el actual 4 de la Franja se estrenó en grande en un triunfo 4-1 de la UC sobre Colo Colo en San Carlos de Apoquindo. “Puta que estoy viejo”, tira en modo de broma el referente cruzado al tomarle el peso a su trayectoria. “Son 19 años, demasiado tiempo jugando al fútbol. Yo siempre me propuse jugar 20 años y ojalá lo logre, ojalá logre jugar esos 20 años y si logro un poquito más, mejor aún”, añade. En base a lo anterior, el ex seleccionado nacional enfatiza que “estoy vivo, estoy bien, cada día que pasa en el fútbol me pongo más profesional y me dedico mucho más, porque lo necesito, porque estoy peleando el puesto con jugadores que tienen 20 años, entonces necesito ser mucho más profesional y estar mucho más preparado para pelear un puesto”. Más allá de lo individual, Álvarez plantea que el actual contexto grupal de Católica también lo mantiene muy motivado, tanto por lo estrictamente deportivo como por el aspecto humano. “Se ha formado un equipo que realmente es un equipo, que en todas sus líneas está bien estructurado. Todos se matan entrenando todos los días, todos son muy buena onda”, destaca. Y el asunto del armado del plantel no es un tema menor para el experimentado defensor. “Yo soy parte también de conformar este tipo de equipos porque soy el capitán y me ha tocado estar muchos años en ese rol y por lo mismo me ha tocado parte de la tarea de conformar el plantel. Ahora creo que hicimos un plantel donde el nivel es alto, muy parejo y puede jugar cualquiera”, argumenta. Y en su buen presente, como también en el buen andar general del equipo, está el trabajo del DT Mario Salas, pues para el histórico cruzado “Mario tiene mucha responsabilidad en todo esto, él es el que genera esto, él genera una forma de jugar, él genera una forma de trabajo, él genera que nos hagamos responsables y que seamos los mejores profesionales que podamos ser. Creo que lo está logrando, pero nos falta conseguir un par de cosas como el bicampeonato que lo vamos a ir a pelear”. GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo