"Soberbia y faltas de respeto": las razones del fracaso de Beccacece y su tensionado camarín

Al interior de la U confiesan que el técnico argentino tenía un “circo” y dejó varios detractores tras el proceso que concluyó este miércoles.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff El técnico argentino Sebastián Beccacece promedió una de las peores campañas históricas en la Universidad de Chile. Con un pobre rendimiento del 33.3% antes de ser desvinculado del club, números que lo posicionan como el tercer peor registro de la U, donde el más bajo fue de un 22.2% en 1938, seguido de la campaña de 1941 donde las estadísticas se cerraron en 29.62%. Porcentajes que se explican en el marco de un proceso que estuvo marcado de públicas polémicas, pero que también contó con innumerables peleas interna, y que dejó un camarín poco sano. Y es que la tensión de cada fin de semana para defender la continuidad del entrenador, le fue pasando la cuenta al equipo y le terminó pasando la cuenta a Beccacece. En base a lo confesado a El Gráfico Chile desde el interior del Centro Deportivo Azul, el ex ayudante de Jorge Sampaoli tenía un “circo” dentro de la institución, con sus actitudes altaneras y sus faltas de respeto con miembros del plantel de la U. Por otra parte, según cuenta la misma fuente, la soberbia era pan de cada día en el trabajo con Beccacece, tal como ocurrió luego de la goleada 8-1 frente a O’Higgins en el Clausura 2016, y tras las dos victorias seguidas en el Apertura frente a Universidad de Concepción y San Luis de Quillota, donde integrantes del plantel se dieron cuenta de la extrema arrogancia del DT. Con ese escenario, el entrenador dejó de escuchar tanto a sus colaboradores y comenzó a tomar sus propias decisiones que –mayoritariamente- terminaron costando caro, y que terminó por cortar su relación con referentes como el capitán Johnny Herrera, quien estaba enterado de este tipo de prácticas. Precisamente el mismo arquero de la U, dejó este quiebre en evidencia durante la Supercopa de Chile frente a Universidad Católica, entregándole él mismo instrucciones a sus compañeros –como en el ingreso de Nicolás Maturana- al igual como ya lo había hecho el 2013, tras el poco manejo de grupo que tuvo Darío Franco. Beccacece se va mal de un equipo que dejó en gloria y majestad el 2012 con Sampaoli, y deja varios detractores y “decepcionados” dentro de una era en la que se tenían altas expectativas. Te recomendamos de PublimetroTV GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo