Reducción de temperatura y muro de contención: Los avances del estadio de Copiapó tras el aluvión

Tras 18 meses de las fuertes lluvias que afectaron a la región, el recinto deportivo está en la primera fase de reconstrucción. Debería estar listo el 28 de junio del 2017.

Por

Por: Giuseppina Lobos En marzo del 2015, Copiapó vivió una verdadera pesadilla. Tras algunas horas de fuertes lluvias, un aluvión arrasó la ciudad dejando un panorama desolador que hasta el día de hoy no logran olvidar los habitantes de esa zona de Atacama. Uno de los recintos más afectados por el fenómeno fue el estadio Bicentenario Luis Valenzuela Hermosilla de Copiapó, el cual quedó completamente cubierto por cerca 35 mil metros cúbicos de agua y barro. El lodo afectó todas las instalaciones del lugar siendo la cancha principal y los camarines los sectores más perjudicados. Luego de un año de esta lamentable situación, el Gobierno tomó cartas en el asunto y finalmente llamó a una licitación para comenzar las obras de reparación del estadio. Y tras varias semanas de espera, la constructora Comercial Sol se adjudicó la obra por 2251 millones de pesos. Los trabajos comenzaron el 2 de agosto y ya se comienzan a ver los primeros cambios. “A la fecha ya están despejados todos los sectores para comenzar así con los trabajos de especialidad en camarines (sanitario y eléctrico). Lo que es la cancha se encuentran preparando la base y sub-base de esta para la posterior instalación del césped sintético”, comienza explicando el Director del IND Atacama, Rubén Pizarro a El Gráfico Chile. Desde que inauguró el recinto deportivo, todas las críticas de los futbolistas pasaban por la alta temperatura que se sentía al momento de disputar un partido en la cancha sintética. Esto obviamente disminuía su rendimiento e incluso generaba ardor en sus pies. Ante este escenario, el IND decidió iniciar un complejo trabajo para reducir la temperatura de la cancha. “Esto se va a lograr, puesto que sobre la sub-base se instalaran una palmetas drenantes y amortiguadoras. En la cancha inicial que poseía el estadio esa amortiguación era realizada solo por el caucho, en la nueva carpeta será compartida por esta palmeta absorbente de impacto (shock crake) y caucho”, sostiene Pizarro, quien de paso confirma que se utilizará menos caucho por m2 por lo que la temperatura bajará de forma inmediata. Pero eso no es todo. Debido al mal momento que vivieron con este fenómeno climático, decidieron instalar un muro de contención de 75 cms para que las futuras lluvias y el barro no afecten al reducto. “Por oferta y contrato, la empresa tiene 330 días a contar desde la fecha de entrega del terreno, por lo cual los trabajos debiesen ser entregados el 28 de junio del 2017”, concluyó Pizarro. En nuestra galería podrás comparar el estado de la cancha tras el aluvión del 2015 y dos meses iniciados los trabajos de reconstrucción. GRAF/GL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo