Los descargos de Magnasco tras lesionar al audino Navarrete: "Estoy arrepentido"

El lateral de la Universidad Católica comentó que se puso en contacto con el canterano de Audax Italiano, a quien le propinó una dura entrada en el duelo del pasado sábado.

Por

El Gráfico Chile “Estoy muy triste, no fue con intención, fue una jugada de fútbol”. De dicha manera comienzan los descargos del lateral de Universidad Católica Stefano Magnasco, quien en declaraciones en el sitio de Cruzados habló de la dura entrada que le propinó al joven futbolista de Audax Italiano Eduardo Navarrete y del diálogo que sostuvo con el propio canterano floridano. “Le di mis disculpas (a Eduardo Navarrete), he estado muy pendiente el fin de semana de su evolución y gracias a Dios no fue lo que se decía, que era muy grave. Ojalá se recupere lo antes posible, voy a estar muy pendiente”, expresó el ex hombre del Groningen, sobre la conversación que tuvo con el carrilero que estará un mes y medio fuera de las canchas por un esguince grado dos en la rodilla derecha. Sobre su estado de ánimo, el formado en San Carlos de Apoquindo comentó que “estoy arrepentido, pero no soy un jugador agresivo. Estoy tranquilo que no fue con la intención de agredir a un compañero de profesión. Él entendió que fue una jugada de fútbol, lo hablamos y está tranquilo. Ahora a esperar que se mejore para que vuelva a jugar lo antes posible”. Magnasco remarcó su pesar por la jugada ocurrida en el duelo en que la UC se impuso 4-1 sobre el elenco de colonia en la precordillera el pasado sábado, pues nunca antes había vivido una situación similar. “Es la primera y estoy muy triste por eso. Hay que aprender de estas situaciones, para no volver a cometerlas”, manifestó. Por otro lado el lateral derecho cruzado explicó cómo se materializó su conversación con Navarrete. “Cuando terminó el partido me dijeron que podía estar mal, que podía ser una lesión grave, así que obviamente tuve la intención de acercarme, de ofrecer disculpas personalmente, de explicarle la situación. Pero por las circunstancias de como terminó el partido, no se me permitió acercarme a él. Así que me conseguí su número, me comuniqué y le ofrecí las disculpas del caso: de que fue una jugada de fútbol y que no tuve la intención de agredirlo”, narró. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo