Gary Medel vivió como un rockstar el clásico contra Colo Colo en San Carlos

El Pitbull animó un espectáculo aparte desde la tribuna Sergio Livingstone durante el duelo entre la UC y el Cacique.

Por

Por Pablo Serey Correa Se le esperaba como un protagonista más de la jornada. Y pese a que sólo fue en calidad de asistente, terminó siendo uno de los personajes de la calurosa jornada en San Carlos de Apoquindo. Ese es Gary Medel. El seleccionado nacional aprovechó su suspensión en el Inter de Milán para adelantar su viaje a la Roja y así presenciar in situ el clásico entre Universidad Católica y Colo Colo por la undécima fecha del torneo de Apertura. Dos días antes del encuentro, el presidente de Cruzados Juan Tagle había confirmado su presencia, pero lo que no estaba claro era su ubicación final en el estadio. Su inscripción como integrante de la Banda del Mumo hacía presumir que se instalaría en la tribuna Mario Lepe. Pero finalmente el Pitbull se ubicó en el sector Sergio Livingstone, específicamente en el palco oficial. Llegó a dicho sector segundos antes del inicio del encuentro y eso provocó un estallido para varios que se perdieron las primeras acciones del juego por mirar a Gary. Un fuerte coro entonó su nombre y el aludido respondió alzando loa brazos como clara señal de seguir el ritmo de la fanaticada. El primer tiempo lo vivió con cierto nervio, pues en cancha Católica sucumbía ante el rival. En el descanso se produjo una escena digna de un rockstar. Entre decenas de autógrafos y selfies, Medel concentraba la atención en el lugar. Tras atender a la mayoría de los hinchas que se le acercaron, el referente de la Roja optó por ir a comer junto a sus acompañantes. Y en su traslado se desató un caos. En el estrecho pasillo de la tribuna Sergio Livingstone, el campeón de América intentaba moverse entre una muchedumbre que lo perseguía. Ahí vino la cuota de enojo del formado en la precordillera, quien en su estilo exigía que no lo empujaran. Tras sortear lo anteriormente dicho, el Pitbull pudo tomarse un descanso del acoso y luego volvió al palco, entrado el segundo tiempo, y justo antes del gol de Octavio Rivero que colocaba el 2-1 parcial de Colo Colo. El tanto de Nicolás Castillo que cerró el marcador no lo vio desde el estadio, ya que el protagonista de esta nota optó por retirarse antes del pitazo final en el estadio San Carlos de Apoquindo. GRAF/DE

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo