La UC redobló esfuerzos en seguridad en una tranquila jornada ante Colo Colo

El elenco cruzado mostró un marcado reforzamiento en materia de seguridad en el clásico ante el Cacique, después de los incidentes de la semana pasada ante Audax.

Por

Por Pablo Serey Correa En Universidad Católica no querían dejar ningún detalle al azar. Después de los incidentes de la semana pasada ante Audax Italiano, los cuestionamientos en materia de seguridad se hicieron sentir sobre San Carlos de Apoquindo y por lo mismo el clásico ante Colo Colo era una prueba fuerte. En la previa, la férrea defensa que hicieron desde distintos estamentos de la UC chocaba con cuestionamientos que se lanzaron desde otros sectores, como lo hizo el referente albo Gonzalo Fierro. “Debería tener más seguridad cuando uno va saliendo a camarines, ya se han vivido problemas en otras oportunidades y ojalá tomen precauciones en dicho tema”, manifestó el 11 del Cacique. “Han tratado de hacer ver muy mal nuestra cancha, de que prácticamente no se puede jugar, que hay que castigarla. Es un estadio al que vienen muchas familias, muchos niños, no se puede castigar por lo que pasó el fin de semana pasado”, estableció por su parte el arquero Cristopher Toselli en la antesala del duelo que terminó igualado 2-2. Por lo dicho, la dirigencia de Cruzados redobló esfuerzos para no dejar ningún detalle al azar. Contra el tiempo, en la precordillera lograron contar con una manga inflable para garantizar el ingreso y salida a la cancha de jugadores y árbitros sin inconvenientes, aunque el mencionado artefacto sólo fue útil al comienzo del encuentro, ya que los protagonistas de la jornada no lo utilizaron ni en el entretiempo ni en el término del partido. En el sector Sergio Livingstone, donde se produjo la agresión de Sebastián Pol al fanático cruzado Cristóbal Astorquiza, se multiplicó la presencia de efectivos de seguridad, sobre todo a un costado de la reja que separa la cancha de la tribuna. Cada vez que alguien se acercó a dicho límite, los guardias obligaban a abandonar el lugar, aunque no hubo mayor alteración por parte de los hinchas, pese a que se trataba de un clásico. “Ningún estadio está libre de que existan personajes, en cualquier tribuna, que salgan de los conductos que corresponden. Nosotros sí tenemos medidas que adoptamos, no sólo por este partido, siempre lo hacemos, y aquellos espectadores que se salen de las normas tienen la sanción que corresponden. Lo hemos hecho siempre, lo hemos hecho ahora y lo seguiremos haciendo”, reflexionó al respecto al presidente de Cruzados Juan Tagle. GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo