Con Alexis sin arriesgar: los detalles de la práctica secreta de la Roja pensando en Uruguay

El técnico Juan Antonio Pizzi contó con todas sus figuras para definir el 11 frente a los charrúas y practicó balones detenidos en el entrenamiento privado en Juan Pinto Durán.

Por

Por Diego Espinoza Chacoff La última práctica antes del duelo con Uruguay tuvo la Roja este lunes en Juan Pinto Durán. La selección chilena entrenó a puertas cerradas en el búnker de Macul, y ahí el técnico Juan Antonio Pizzi delineó el once definitivo que espera tener ante los charrúas (ver formación de Chile) este martes en el Estadio Nacional. Según pudo evidenciar El Gráfico Chile desde JPD, Macanudo contó con todas sus figuras pensando en la Celeste, y por eso mañana se espera el regreso de Gary Medel tras sus duelos suspendidos, además de la inclusión del contuso delantero Alexis Sánchez. Aunque el tocopillano formó junto a los hombres estelares de la Selección en estos últimos trabajos, los problemas musculares que arrastra desde su llegada a Chile lo obligaron a entrenar sin arriesgar mucho, ni hacer el esfuerzo físico superior que pedía Pizzi para el resto de sus dirigidos, que jugaron un duelo de “fútbol reducido” contra los reservas. Por otro lado, dos que entrenaron sin problemas fueron Claudio Bravo y Arturo Vidal. Aunque ambos salieron con dolores del encuentro ante Colombia en Barranquilla, los dos protagonizaron un trabajo intenso y destacaron del resto de sus compañeros a la hora de disputar un balón dividido. Pensando en neutralizar el potente juego aéreo de los uruguayos, el entrenador de la Roja dispuso de una larga práctica de tiros libres desde diferentes lados de la cancha de entrenamiento en Pinto Durán. La idea es no repetir las innumerables desconcentraciones que sufrió Chile en la derrota 3-0 en Montevideo, y por ello fue en lo que más insistió Pizzi. El ex delantero de FC Barcelona le pidió a Marcelo Díaz que ejecutara los lanzamientos libres al área, para poder marcarle a Bravo. Ahí el más certero fue Celia Punk, que incluso se llevó felicitaciones de sus compañeros. Al mismo tiempo, tanto Alexis como Eduardo Vargas, y José Pedro Fuenzalida, eran los encargados de encabezar el virtual contragolpe que se podría tener en Ñuñoa. Conversación de Pizzi Para Macanudo, Vargas es preponderante en la concreción de gol que pueda tener Chile ante la Celeste, y por ello tuvo varias pláticas privadas con Turboman, cuando el ariete esperaba los contragolpes. Ahí Pizzi le entregó un espaldarazo al goleador de las últimas dos Copa América, pero que no convierte desde el 4-3 a Perú en Lima. Ya en el final, el DT se quedó conversando con su ayudante Manuel Suárez, mientras sus dirigidos disparaban balonazos al arco de su capitán Bravo, luego de terminnar la práctica con un pequeño partido que mezcló a titulares y suplentes. Tras eso, todos quedaron libres y relajados. Tanto así que incluso el Pitbull Medel pudo jugar con sus hijos en la cancha 2 del búnker de la Selección. La Roja intensificó su trabajo antes del duelo con Uruguay, que puede ser primordial para sus ansias de clasificar a su tercer Mundial consecutivo. GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo