Trastienda: Los cánticos homófobos le siguen pesando a un Nacional que ovacionó a Medel

Los hinchas nacionales volvieron a manifestarse contra el rival en la jornada que estuvo marcada por el fraternal abrazo entre Claudio Bravo y Johnny Herrera.

Por

Por Diego Espinoza y Javier Ríos Ovación total a Medel Cuatro fechas de sanción recibió el defensa chileno Gary Medel, luego de su expulsión en la caída 2-1 de Chile frente a Paraguay en Asunción. Pese a eso, el público nacional se cuadró con el jugador del Inter de Milán, y le entregó una ovación total antes de que empezara el partido. El Pitbull respondió emocionado el ánimo con aplausos hacia la tribuna, en su regreso a la Roja. Lleno total complicó los accesos Hace muchos partidos que el público chileno no se prendía con un partido de la Roja. El intenso duelo que se preveía ante Uruguay, trajo a mas 45 mil hinchas que prácticamente no cabía en el Estadio Nacional. Eso originó problemas en los accesos de las tribunas, y dejó a varios fanáticos sentados en las escaleras en varios sectores del recinto, y hasta un niño en silla de ruedas, tuvo complejidades para entrar. El fraternal abrazo Bravo-Herrera La competencia por el arco de la Roja hace mucho tiempo que lo ganó el capitán Claudio Bravo. Pese a eso, cuando el jugador del Manchester City no ha estado, Johnny Herrera ha sido su reemplazante. Es por eso que, a pesar de no ser amigos, ambos entienden su importancia en Chile y por eso llevan una relación fraternal, que dejaron en evidencia con un abrazo antes del partido, y que también incluyó a Cristopher Toselli. Los insultos homofóbicos en el Nacional Las amenazas de una posible suspensión de la localía rondó toda la semana y todavía más en el Nacional, para evitar lo que finalmente sucedió a pocos minutos del inicio del partido; la Marea Roja se molestó con los gritos charrúas y el “Poromponpón, el que no salta es uruguayo m…”, se escuchó con fuerza. También se enarboló el repudiado “puto” cuando sacó Muslera; aunque no todo fue violencia porque en Ñunoa volvió el ánimo de las hinchadas con gritos al “campeón” y el ya clásico “Vamos Chilenos”, resonando en los cuatro costados del nacional. Cientos y ruidosos: La Garra Charrúa se sintió en el Nacional Uruguay partió bien y no sólo con el arranque en la cancha. Desde temprano llegaron cantando los hinchas de la Celeste que llegaron a un codo del sector sur, enfatizando “que no es clásico” el partido con Chile y ensayando provocativos cánticos. “El que no salta no va al mundial” y la cuenta del total de Copas América, no cayó bien entre los aficionados locales. Salah encabezó el grupo de dirigentes que llegó a ver a La Roja El presidente de la ANFP, Arturo Salah las hizo de anfitrión en el salón Vip del estadio Nacional donde llegaron los dirigentes del futbol chileno a ver el partido y disfrutar de un cóctel. Entre los invitados al choque contra Uruguay se pudo ver a Aníbal Mosa de Blanco y Negro, Mario Conca vicepresidente de Azul Azul y Johny Ashwell de Unión Española quién vaticinó un buen juego: “Uruguay es un equipo fuerte y afiatado, veremos un gran partido”, señaló, pitoniso, el dirigente. Vidal se transformó en jefe de barra Con muchos problemas físicos llegó el volante chileno Arturo Vidal al duelo contra Uruguay. Eso, y el trámite del partido obligaron al técnico, Juan Antonio Pizzi, a sacar a Celia Punk a los 57′. Tras eso, el jugador del Bayern Munich se convirtió en el exclusivo jefe de barra, arengando a las tribunas para alentar a Chile GRAF/PMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo