Columna de la UC: La ficción supera a la ficción

Un particular análisis del momento de la Franja por parte de Frecuencia Cruzada. "La ficción es para entender la realidad, nunca se separa de ella, y por lo mismo nunca compite".

Por

Por Álvaro Bley – @alvarobley
Medio partidario Frecuencia Cruzada

Twitter: @FrecCruzada
Facebook.com/FrecuenciaCruzada
Soundcloud.com/FrecuenciaCruzada
Issuu.com/FrecuenciaCruzada

Hay frases que mientras más se usan menos me gustan. Dentro de ese grupo está el “una imagen vale más que mil palabras” y también “una vez más la realidad supera la ficción”. Hoy día voy a escribir sobre la segunda, porque nunca entendí en qué momento la ficción era algo que tenía que mejorar a la realidad, superarla, hacerla más bacán de lo que de verdad es. La ficción es para entender la realidad, nunca se separa de ella, y por lo mismo nunca compite.

Noé metió animales a un barco, eso es ficción y es una metáfora sobre algo que los teólogos sabrán, pero nunca la realidad va a superar a esa ficción, por ejemplo, porque no lo necesita. Nadie va a recolectar esa cantidad de animales, nunca se van a subir pacíficamente como si fueran marinos amaestrados con años de militancia y de paradas militares, y nunca va a llover tanto como para que el mundo se inunde. Y está bien, y uno no le anda diciendo a la realidad que supere esa ficción, es imposible, nunca lo va a hacer, no están para pelearse, sino para quererse y que una, la ficción, explique a la otra, la realidad, porque es compleja y difícil y muchas veces no hay cómo entrarle.

Dicho esto, tras el transcurso de la semana pasada se inventó la ficción de que la Católica estaba destinada a perder en el norte, como si las canchas del norte fueran un desierto de arenas movedizas, y los jugadores de Católica no podían ni moverse, se derretían ante el sol y perdían todas sus cualidades de futbolistas profesionales. Obviamente eso es una ficción y no se condecía con la realidad, porque, ya, perdimos algunos partidos ahí, pero nadie habló por ejemplo del partido contra Cobreloa en Calama que ganamos 3-2 con gol de Juan Eluchans, que fue clave para quedarse con el campeonato del 2010.

Calama está en la misma región que Antofagasta, y Antofagasta supuestamente era parte de esta tierra maldita de gigantes y de pastos come piernas, pero misteriosamente Calama no. Incluso se habló de que dimos jugo contra ¡Regional Atacama el 94! como para intentar demostrar y hacer parecer real que de la Tercera Región hacia el norte no éramos capaces de jugar a la pelota. Pero del empate 3-3 que conseguimos a último minuto contra Arica o el 2-0 a Iquique allá, ambos el año pasado, nadie dijo nada.

La ficción del norte se encontraba con otra ficción, la que habla que Católica es un equipo sólido, bien armado, ordenado en sus líneas y que sabe a lo que juega. Digo ficción porque la UC ha sido un equipo irregular, con partidos malos como el contra San Luis o Wanderers, con partidos que nos vimos superados como contra O’Higgins y Colo Colo, con partidos raros como contra la Unión y la vuelta de Copa Chile contra la U y con partidos realmente sólidos como 3-0 a la U en el Nacional o el partido contra Audax. Es decir, hemos visto a muchas Católicas durante el semestre como para decir que es un equipo consolidado.

El punto es que esta ficción se enfrentó a la otra ficción y ganó la ficción. Ganó la ficción del buen juego, del sacrificio, de la entrega, de la intensidad, de que Buonanotte encontró su lugar en el mundo. La otra ficción no sólo era ficción, sino que también era mentira, era irreal, era poner maleficios y frases hechas en donde había unas pocas estadísticas.

Pero esta otra ficción está teniendo correlato con la realidad: el equipo está jugando bien y ya van 8 partidos sin perder. Es una buena ficción, una bonita ficción, que entusiasma y que ahora por fin se va a enfrentar a una realidad: poder salir bicampeones por primera vez.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo