La UC goleó en la "final" a Iquique y acaricia un inédito bicampeonato

Gracias a la dupla Buonanotte-Castillo los cruzados dieron vuelta el partido en Cavancha y están a un punto de su estrella 12.

Por

Por Pablo Serey Correa, enviado especial a Iquique

Mucho se habló en la semana de seguridad y de las precarias condiciones del estadio Cavancha. Eso no le importó a los jugadores de Deportes Iquique y Universidad Católica, que brindaron uno de los mejores partidos del último tiempo, donde los cruzados golearon por 6-2 y quedaron ad portas de ganar un inédito bicampeonato en el fútbol chileno.

La primera mitad fue sencillamente espectacular. Los locales avisaron de entreda que iban con todo y la visita respondió con un globito de Diego Buonanotte. Ya se venían los goles.

Los Dragones Celestes pegaron primero. Riquero, Ramos y en el segundo palo apareció Misael Dávila (7′), que con un zurdazo potente dejó sin opciones a Cristopher Toselli. Era el aviso de uno de los mejores partidos del último tiempo en Chile.

Esto porque los actuales campeones no acusaron el golpe y se levantaron rápidamente. Pelotazo largo de Guillermo Maripán, el Nico Castillo (9′) le gana a Enzo Guerrero y un con zapatazo colocado hizo delirar a los cruzados que estaban en el estadio, y también a los que veían el partido en los edificios contiguos al humilde Cavancha.

Los cruzados despertaron. En los mucho ida y vuelta que se dieron en el recinto nortino iba a  embocarla Buonanotte (18′). Grosero error de Tomás Charles, el Chapa Fuenzalida la alarga para el Enano, quien muestra su talento para eludir a un rival y picar la pelota por sobre Naranjo. Otro golazo.

Todos pensaban que la UC iba a tirarle el equipo encima a Iquique, sin embargo los de Vera demostraron que son “Pillos”. Tras cartón igualaron, gracias a un rebote que capturó Manuel Villalobos en plena área chica. Partidazo.

El estresante primer tiempo se siguió desarrollando con ímpetu. Los dos buscaron el desnivel, pero el marcador siguió igualado hasta el pitazo de Julio Bascuñán.

Los dueños de la fiesta

Aún no volvían los espectadores a las tribunas improvisadas de Cavancha, cuando Castillo (47′) volvió a batir a Naranjo, mediante un golpe de cabeza tras centro del inspirado Buonanotte.

El Pillo Vera se la jugó sacando a Guerrero para dar paso a Diego Torres, quien en los 65′ estuvo cerca de igualar las acciones, aunque su disparo se fue elevado por centímetros.

El partido se acabó en los 68′, cuando la dupla Buonanotte y Castillo se volvió a juntar, para que el oriundo de Renca definiera con potencia, dejando así a su amada UC al borde de un inédito bicampeonato.

El Enano argentino se encargó de darle aún más tranquilidad a la UC, porque con un tiro libre magistral dejó las cosas 5-2. Imposible para los nortinos, que además sufrieron la expulsión de Dávila.

Mientras que Castillo siguió alargando las ventajas (83′) y convirtió su cuarto tanto en la jornada, quedando así como el máximo artillero del Apertura.

En la última fecha Católica podría dar la vuelta en Temuco, donde tan sólo necesita empatar para sumar su estrella 12 y coronar un 2016 de ensueño.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo