Nicolas Castillo se llenó de goles para meterse en la historia grande de la UC

El delantero fue clave en la obtención del primer bicampeonato de la historia cruzada y además con sus goles también rompió marcas personales. Consolidación de un ídolo.

Por

El Gráfico Chile

Con 13 goles en el Torneo de Apertura, el delantero de Universidad Católica Nicolás Castillo hizo historia, ya que conquistó un doble bicampeonato: uno con el club cruzado y otro personal como máximo anotador del certamen.

El ariete franjeado fue por segunda vez en línea el goleador del fútbol chileno y sumó 24 tantos en Primera División en este año calendario, tras regresar desde Europa.

Castillo debutó en 2010 en un partido de Copa Chile y dos años después comenzó a ganar notoriedad en el primer equipo de la UC.

En en el 2012 anotó 12 goles y se ganó la titularidad en el cuadro de Martín Lasarte que llegó a semifinales de Copa Sudamericana.

En 2013, el Nico no sólo brilló en Católica, también en la Sub 20 donde fue cuartofinalista del Mundial de Turquía, con Mario Salas en la banca. Sin embargo, en los cruzados no pudo festejar un título y fue subcampeón en el Transición, Copa Chile y Apertura.

Por esto, fue trasnsferido al Club Brujas de Bélgica, club en el que militó en 2014 con cierta regularidad, pero las lesiones lo comenzaron a complicar.

De hecho, en 2015 pasó al Mainz de Alemania donde sufrió una lesión que lo dejó fuera de la consideración de Jorge Sampaoli en la Roja. En el segundo semestre de ese año volvió a cambiar de club, militó en el Frosinone de Italia, donde tampoco pudo brillar y tras jugar apenas seis partidos abandonó Europa.

El regreso a Chile

Y en el inicio del 2016 tomó la mejor decisión: regresar a Universidad Católica para volver a ser el que era antes de su ida a Europa.

A los 23 años, el goleador recuperó su mejor nivel y poco a poco fue inflando redes, de hecho en el Clausura 2015-16 (primer semestre) tuvo un arranque notable con nueve goles en seis partidos (terminó con 11 en misma cantidad de duelos).

Fue pieza fundamental para que el cuadro Mario Salas conquistara el primer título nacional desde 2010 y rompiera la mufa sin ganar campeonatos.

No sólo eso, Juan Antonio Pizzi lo llamó a la Roja y fue fundamental en la corona de la Copa América Centenario, anotando un tanto en la definición a penales ante Argentina, quedando en la historia.

Parecía que volvía a Europa, pero la UC extendió su préstamo para seguir ganando títulos y marcar más goles. Y eso fue lo que hizo, porque Castillo fue pieza clave en el histórico primer bicampeonato de la UC.

Marcó 13 goles, fue goleador del Apertura y llevó a los cruzados a una nueva corona de Primera División.

Nicolás Castillo ya está dentro de la historia de la UC con letras doradas, bicampeón y bigoleador con la Católica. En una era que aún no ha terminado.

GRAF/FLB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo