La Vieja Reinoso celebra el regreso de la mística argentina a la UC: "Fueron un real aporte"

Uno de los trasandinos más destacados en la historia cruzada destaca que el plantel campeón fuera una mezcla de canteranos con foráneos de alta categoría. "Fue como en mi época", apunta.

Por

Por Pablo Serey Correa, El Gráfico Chile

Después de varias temporadas marcadas por una seguidilla de experiencias no muy gratas con los extranjeros, en el Apertura 2016 Universidad Católica volvió a gozar de foráneos que sobresalieran: Enzo Kalinski, Diego Buonanotte y Ricardo Noir llegaron con buen cartel a mitad de año y en la cancha respondieron.

Desde el título del 2010, cuando destacaron Juan Eluchans, Darío Bottinelli y Lucas Pratto que la UC no sabía de jugadores nacidos fuera de Chile que marcaran la pauta en el plantel. Hubo algunas excepciones durante los últimos cinco años, pero fue en la campaña de la estrella 12 que los extranjeros fueron figuras. “Como debe ser”, apunta Gerardo Manuel Reinoso.

La Vieja, quien defendiera la Franja en 1991 y entre 1992 y 1993, es uno de los argentinos más destacados en la historia cruzada y desde ese rol analiza el aporte de sus tres compatriotas que se sumaron al plantel de Mario Salas para la defensa de la corona 11. “Me quedé contento con los refuerzos, fueron fundamentales, un real aporte. Este año se la jugaron y le salió muy bien”, plantea.

Yendo al detalle de cada uno, primero establece que “Kalinski juega en todo el campo, crea situaciones de gol, aporta asistencias. Tiene ese peso importante dentro del campo que le faltaba a Católica”.

Prosigue comentando que “Buonanotte no venía con un mucho ritmo de juego, pero todos sabemos de sus condiciones, y de verdad Chile le hizo muy bien para lo que él buscaba, su tranquilidad, una vida familiar. Todo eso sirvió para que se adueñara del equipo. Le costó, pero los resultados están a la vista”.

Y en tercer término señala que “cuando uno habla de Noir, lo primero que se te viene a la cabeza es que es un jugador muy rápido, desequilibrante, con mucha vocación ofensiva, pero también siempre está ahí dando mano en la parte defensiva. Fue fundamental”.

Pero el ex 10 de la Franja es claro al remarcar que el éxito pasó por el trascendental aporte extranjero, pero también por la notable fuerza puesta por los formados en casa. “Esta vez se dio parecido a lo que sucedió en mi época y eso pasa por que siempre ha habido un buen trabajo de inferiores”, postula.

Por lo dicho, para Reinoso la clave está en la mezcla que debe existir entre extranjeros y formados en casa. “En mi época salieron jugadores como el Mumo Tupper, el Piri Parraguez, el Chamuca Barrera, el Moto Romero y ellos se fueron mezclando con los extranjeros que fuimos llegando. Ahí estaba yo, el Chemo del Solar, Almada, Charly Vázquez, Saturnino Cardozo y tantos otros. Aquella vez y en esta ocasión coincidió que los extranjeros que llegaron fueron aporte y así siempre tiene que ser, ahí no se puede errar”, fundamenta.

GRAF/FLB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo