Iquique confirma nueva casa para Libertadores tras polémica caída ante Cobreloa en amistoso

Los Dragones Celestes disputarán a lo menos un partido en el Zorros del Desierto de Calama. En la cancha se inclinaron por 3-1 en un duelo que tuvo de todo.

Por El Gráfico Chile

Deportes Iquique está preparando un año que se avecina lleno de oportunidades y desafíos. Los Dragones se alistaron en cancha perdiendo contra Cobreloa por 3-0, aunque fuera de ella lograron un triunfo dirigencial para potenciar su localía en la Copa Libertadores de América en 2017.

Es que con la incertidumbre de poder jugar en el estadio de Cavancha latente por las altas exigencias de comodidad y seguridad que impone la Conmebol, un convenio que logró la dirigencia iquiqueña con el municipio de Calama para disputar los partidos internacionales en la ciudad le trae tranquilidad para la preparación.

Así lo afirmó su presidente Cesare Rossi:"Siempre hemos tenido una buena relación con Cobreloa, con su equipo, dirigencia, somos equipos hermanos, rivales en la cancha, pero en sí somos equipos que tenemos una excelente relación. Ahora firmamos un convenio con el alcalde de Calama que ha tenido una excelente disposición  de darnos una mano con un estadio para albergar Copa Libertadores", señaló en conversación con la Estrella de Iquique.

El trato firmado en la misma cancha del estadio Zorros del Desierto garantiza a lo menos un partido de los Dragones en la competición internacional con el encuentro contra Gremio de Brasil como el favorito a cumplir con esos requisitos. "Se decidió por Calama por un tema de cercanía con Iquique, sabemos que son menos horas de viaje, porque sabemos que tendremos muchos desplazamientos, tanto nacional como internacional", señaló Rossi, que de todas maneras espera poder jugar con Guaraní o Zamora en el estadio de Cavancha.

En lo netamente futbolístico las noticias no fueron alegres al perder por 3-1 contra Cobreloa. El equipo de Jaime Vera entró a la cancha desconcentrado y en el primer tiempo sufrió la eficacia del nuevo refuerzo Naranja, Lucas Simón, quién anotó en tres oportunidades.

El partido tomó tintes de clásico en el segundo tiempo, cuando Misael Dávila logró el descuento y la remontada fue frenada por la expulsión de Rodrigo Naranjo por una mano fuera del área. El mismo Dávila se puso los guantes para hacer de arquero porque los Celestes ya no tenían cambios, en un partido que terminó a los golpes entre jugadores de ambos equipos por la fricción de las acciones.

GRAF/JR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo