Colo Colo "salió vivo" de Brasil y deberá dar vuelta la llave ante Botafogo

Los albos perdieron 2-1 en Río de Janeiro, y ganando 1-0 en la revancha avanzarán en la Copa Libertadores.

Por El Gráfico Chile

Colo Colo sufrió en su primer partido oficial de 2017. Los albos cayeron por un ajustado 2-1 ante Botafogo en Río de Janeiro, y deberán dar vuelta la serie en el Monumental, si es que quieren avanzar a la tercera fase prvia de la Copa Libertadores.

El partido arrancó parejo en Río de Janeiro, aunque con supremacía para los cariocas, que pese a dominar, no generaban riesgo en el arco de Justo Villar.

El cuadro chileno, en tanto, atacaba en mayor medida por la banda izquierda, con Brayan Véjar como protagonista. Sin embargo, sus intentos jamás llevaron riesgo al pórtido custodiado por el “Gatito” Fernández.

El compromiso era parejo, los hinchas gritaban en el Nilton Santos, pero se volvieron locos a los 30’, cuando el volante Airton aprovechó un rechazo corto de Claudio Baeza para abrir la cuenta, con un derechazo potente que no pudo repeler Villar.

La reacción de Colo Colo jamás llegó, es más, el “Fogao” estiró las cifras en los 42’ tras un autogol de Esteban Pavez, luego de otro rechazo equivocado de Baeza.

Antes de los goles ocurrió un hecho que cabe consignar. Pablo Guede tuvo que hacer un cambio obligado a los 19’. Mandó a la cancha a Gonzalo Fierro como defensa central, en lugar del lesionado Matías Zaldivia. Se pensó que el DT del Cacique se iba a inclinar por Fernando Meza, pero el argentino tuvo que seguir esperando en el banco de los suplentes.

Complemento albo

Guede agotó los cambios en el complemento. Dejó en el camarín a Fernández y Vejar, para dar paso a Christofer Gonzales y Pedro Morales. Se la jugó con movimientos en la mitad de la cancha.

En la primera llegada del complemento, Colo Colo pegó. “Canchita” Gonzales le entregó un pase preciso a Peredes, que con un zurdazo mordido llenó de ilusiones a los chilenos. Recién se jugaba el minuto 51. Quedaba mucho por delante.

Se agrandó el equipo que vistió completamente de blanco tras el descuento. Morales tomó el control del mediocampo y hacía jugar a sus compañeros. Gonzales también entró “enchufado” y era gran factor ofensivo. Pese a ello, las ocasiones de gol escaseaban.

Jugaba bien el elenco de Guede, no pasaba problemas defensivos y controlaba las acciones de mitad de cancha para arriba. No obstante, pese al dominio, las oportunidades de gol sólo venían con disparos de media distancia de Morales, Valdés o Rivero.

El técnico de los brasileños estaba enojado, gesticulaba al borde del campo de juego, mientras que dentro de él, el arquero paraguayo Fernández se quedaba más de la cuenta en el césped, cada vez que entraba en acción.

Los últimos segundos estuvieron emocionantes. Paredes pudo empatar con un tiro libre potente, pero contuvo Fernández. Luego de ello un defensor brasileño tocó la pelota con la mano dentro del área, pero el juez venezolano Juan Soto no quiso pitar la pena máxima.

Colo Colo dejó la llave abierta ante el duro Botafogo. Para seguir con vida en la Copa Libertadores deberá ganar por 1-0 en el Monumental. Todo esto se resolverá el próximo miércoles en el Monumental.

GRAF/CS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo