Colo Colo perdió la "guerra" con Botafogo y sumó otro fracaso en Copa Libertadores

Los albos empataron a un tanto con el Fogao y no pudieron superar la segunda fase del torneo continental. El conjunto de Pablo Guede

Por El Gráfico Chile

La historia no pudo empezar de mejor forma en el estadio Monumental. Luego del 2-1 sufrido en Brasil, Colo Colo demoró apenas 120 segundos en vulnerar el arco del Botafogo. Tras un tiro de esquina, Esteban Pavez anticipó en el primer palo, Emerson Silva intentó desviar y metió la pelota en su propio pórtico. A los dos minutos, los albos ya conseguían el gol que les daba el paso a la tercera fase de la Copa Libertadores.

Pero desde entonces, nada sería fácil para el Cacique. Con el tanto en contra, el Fogao tuvo que salir de inmediato en busca del empate, por lo que se acercó con peligro en reiteradas ocasiones al área de Justo Villar durante el resto de la primera mitad.

Sin embargo, el golero paraguayo tuvo tres intervenciones notables, entre ellas una a mano cambiada después de un remate de Walter Montillo. Pese al asedio brasileño, la ventaja mínima para el equipo de Pablo Guede se mantuvo hasta el desanso.

Dormidos

La segunda parte fue una continuación de la primera, con el Botafogo volcado sobre el área de Colo Colo. No obstante, Villar no tuvo que intervenir de forma directa, sino que fue su colega del elenco brasileño, el paraguayo Roberto Fernández, quien evitó el 2-0 de Ramón Fernández, luego de un remate que rebotó en un defensa y que terminó pegando en el travesaño tras un manotazo del portero.

Tras esa llegada, el encuentro bajó su ritmo, con el Fogao siempre dominando las acciones, pero sin mayor profundidad. Los disparos desviados de los visitantes se sucedieron.

Sin embargo, el primero que fue hacia el pórtico encontró una respuesta notable del cuidavallas del “Cacique”, pero en la insistencia, Rodrigo Pimpao puso el 1-1 con el arco a su merced, a los 80’. Silencio sepulcral en Macul.

Los albos se lanzaron desesperadamente por la igualdad, pero se toparon una y otra vez con la ordenada zaga forastera. La maldición continúa y el Popular no supera una llave de eliminación directa en la Libertadores desde 1997.

No por madrugar se amanece más temprano. La guerra que se declararon ambos técnicos terminó con victoria para Jair Ventura.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo