"Barra de salvajes": Hincha de Botafogo terminó con la nariz rota y pide sanción al Monumental

Un fanático del Fogao cayó mientras arrancaba de los proyectiles que le lanzaban los hinchas de Colo Colo y terminó con una lesión en el tabique nasal.

Por El Gráfico Chile

Colo Colo estaba avanzando a la tercera fase de la Copa Libertadores con su victoria por 1 a 0 en el Monumental ante Botafogo. Sin embargo, a diez minutos del final, Rodrigo Pimpao marcó el empate definitivo y los albos sumaron un nuevo fracaso en el torneo continental.

El gol conseguido por el Fogao no fue para nada bien recibido por los hinchas que llegaron al recinto de Macul y los proyectiles no se demoraron en caer a la cancha. Incluso, Gatito Fernández, arquero de los cariocas, cayó al piso tras haber recibido uno de los objetos que lanzaron y el partido estuvo detenido durante largo, lo que llevó a tener siete minutos de descuento.

Pero no sólo el portero reclamó por los proyectiles que les estaban lanzando. Jair Ventura, técnico de Botafogo, mostró a los árbitros las monedas que estaban recibiendo los integrantes del cuerpo técnico y los suplentes en la banca. Mientras todo eso pasaba, los hinchas de Colo Colo, que acusaban haber sido provocados tras el gol visitante, y los del Fogao se enfrascaban en una pelea de galería a galería, lanzándose objetos e intercambiando insultos en portugués y español. 

Uno que relató el duro momento que les tocó vivir en el Monumental fue Fabio Penna, un forofo de la Estrella Solitaria que viajó hasta Santiago con un grupo de amigos para disfrutar del partido. Sin embargo, no lo pasó tan bien y sufrió una lesión en la nariz tras caerse mientras arrancaba de los proyectiles, que incluyeron hasta pedazos de madera. El "torcedor" tuvo que ser trasladado a una ambulancia para ser atendido y se perdió el emocionante final de partido.

"Ellos quedaron enojados después del gol de Botafogo. En la división entre las barras había pedazos de madera, ellos los quebraron en varios pedazos pequeños y empezaron a lanzarlos. Intenté arrancarme de los proyectiles y caí de cara al cemento, quebrándome la nariz. Ahora puedo decir que di hasta sangre por Botafogo, esto es un trofeo (camiseta ensangrentada y trozo de madera", dijo el hincha del Fogao a Globoesporte.

Sin embargo, pese al humor inicial con el que se tomó la situación, lanzó una dura críticas a la barra de Colo Colo: "El estadio debería ser suspendido, esa barra es de salvajes. Sabíamos de eso y organizamos una caravana de buses que fueron escoltados al estadio, pero uno de ellos fue completamente apredreado. Es una pena que la Conmebol sea complaciente con todos los equipos de América Latina, menos con los brasileño. Si esto pasara en Brasil, tendríamos un castigo severo, pero aquí van a tener una multa pequeña. Pero ellos ya recibieron su mayor castigo, ser eliminados en casa".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo