La extensa reunión que tuvieron los referentes de Colo Colo con Pablo Guede y Aníbal Mosa

Un poco más de una hora y media duró el cónclave entre los pesos pesados del club, donde se zanjó como objetivo lograr el título del torneo de Clausura.

Por Pedro Marín Roldán

La eliminación de Colo Colo en la segunda fase de la Copa Libertadores fue un duro golpe para el plantel, cuerpo técnico y dirigencia. En los planes de nadie estaba perder en la primera ronda que disputaron y el gran objetivo del club era avanzar, al menos, hasta la zona de grupos, para lo que debían superar a Botafogo y otro rival más.

El golpe no sólo es deportivo, sino que también pierden económicamente. Blanco y Negro, por ejemplo, no obtendrá ganancias por los premios que entrega la Conmebol por cada fase o partido jugado en el torneo continental, recibiendo 200 mil dólares en esta ronda y 600 mil por cada partido de la fase grupal, y también en concepto de televisación. Además en la mezcla de ambos conceptos, los jugadores pierden una vitrina en el plano internacional y pueden llegar a desvalorizarse o nunca aumentar su valor.

Por lo mismo, el remozado camarín de Colo Colo era un verdadero funeral y las caras largas con el silencio hacían más duro el momento. Mientras todo eso ocurría y los ánimos no eran de los mejores, en el vestuario se comenzaba a llevar a cabo un importante cónclave.

El entrenador Pablo Guede, junto al presidente de Blanco y Negro, Aníbal Mosa, y los referentes del plantel, Esteban Paredes, Jaime Valdés, Claudio Baeza, Julio Barroso y Justo Villar (quienes se ausentaron unos minutos por ir al control del doping), tuvieron una extensa reunión que se prolongó por una hora y media.

En la cita se abordaron varios puntos y en el que más énfasis se puso, además de ser el que generó consenso, fue la obligación que tienen de proclamarse campeones del Torneo de Clausura. De no logar dicho objetivo, se tomarán drásticas decisiones y el puesto de Guede estará en peligro, ya que todos consideraron como un fracaso la eliminación de la Libertadores. De hecho, el semblante de Mosa era de estar en un verdadero funeral.

Además, y para levantar el ánimo del plantel y dar vuelta la página, se determinó que el plantel tenga libre este jueves y recién volverán el viernes a los entrenamientos para enfocarse en el partido de la segunda fecha del Clausura con Audax Italiano, a disputarse a contar de las 18:00 horas el domingo en el Estadio Monumental.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo