Cristián Gutiérrez y su salida de Colo Colo: "Hice lo que tendría que haber hecho desde que llegué: irme del club"

El lateral dejó el cuadro albo y partió a préstamo a Unión Española, donde se está reencantando con el fútbol. El Flaco también aborda el fracaso en el Sudamericano de Ecuador y le desea suerte a su hermano gemelo, Diego, seleccionado sub 20 de Canadá.

Por Giuseppina Lobos

Tras 12 años en Colo Colo y 34 partidos con la camiseta alba en el profesionalismo, Cristián Gutiérrez decidió cerrar su paso por el Monumental y aceptar la oferta de Unión Española para formar parte del plantel hispano durante la temporada que arranca.

El préstamo al cuadro de Martín Palermo llegó en un momento oportuno para el lateral izquierdo, debido a que a pesar de ser uno de los juveniles con más proyección del club albo, en los últimos meses no había sido considerado ni por José Luis Sierra ni por Pablo Guede. En marzo del 2016, el Flaco fue "cortado" por el Coto, quien lo envió a la Sub 19 del Cacique por un supuesto entrevero con un compañero del plantel. A eso luego se sumó que durante su paso por la categoría juvenil fue expulsado y castigado con cinco partidos, por encarar al árbitro y a un asistente en un encuentro.

A pesar de que en los últimos partidos del Torneo de Apertura, Guede había utilizado a Gutiérrez como titular, el defensa tenía claro que su futuro no estaba en Macul. Así lo explica a El Gráfico Chile. "Después de jugar el Sudamericano Sub 20 de Ecuador, el técnico nos bajó a la juvenil a los tres que participamos en el campeonato. Estábamos haciendo una mini pretemporada cuando llegó la oferta de Unión. Ahí hice lo que tendría que haber hecho desde que llegué: irme del club", sostiene con tranquilidad el canterano albo.

Aunque parece fácil la decisión, en realidad fue muy difícil, sobre todo por el aspecto emocional. "Estar desde los ocho años en el club y salir de esa forma es complicado, pero hay que dar vuelta la página y sacar esto adelante, porque tengo un desafío bastante importante en los próximos meses: espero jugar y poder salir campeón", avisa el lateral de 20 años, que tiene contrato con el Cacique hasta el 2019.

Durante sus días más complicados en Pedrero, Cristián recibió muchas críticas, las cuales apuntaban especialmente a que su rendimiento había disminuido por las ofertas que llegaban desde el extranjero. El Flaco alza la voz y niega que se haya nublado por el dinero: "No puedo hacer una autocrítica respecto a eso. Pienso que sólo fue una decisión del técnico, creo que no entraba en su juego. Por eso optó por dejarme un poco de lado, pero bueno, son decisiones y uno tiene que estar ahí para lo que necesiten".

El apoyo a Héctor Robles, la patrulla juvenil hispana y su gemelo seleccionado de Canadá

A pesar de las grandes expectativas que había con su generación, el Sudamericano Sub 20 de Ecuador fue un tremendo fracaso para Chile. El equipo de Héctor Robles sumó apenas dos unidades y no logró clasificar al hexagonal final.

Gutiérrez fue uno de los titulares en ese equipo y de los pocos que logró un rendimiento aceptable. "En lo personal, me sentí súper bien en Ecuador. Lamentablemente, los resultados no se nos dieron. Eso de verdad fue una frustración, porque nosotros queríamos triunfar y clasificar al Mundial de Corea del Sur", comenta con notoria tristeza.

"Nos faltó apuntar a todos al mismo objetivo, al final se vio un equipo muy separado por individualidades (…) es que algunos traían muchos minutos en sus clubes y se sintieron muy protagonistas; pensaron que con eso bastaba". Estas palabras fueron emitidas por el volante de Santiago Wanderers, Kevin Vásquez, una vez que Chile quedó eliminado del Sudamericano. Gutiérrez no comparte su visión.

"Él puede decir lo que quiera, pero yo no pienso lo mismo. Todos los que fuimos a Ecuador teníamos bastante experiencia en Primera, pero el tema pasó solamente porque no se nos dieron los resultados al interior de la cancha. El camarín siempre estuvo muy bien, unido", comenta Cristián, quien apoya que la ANFP haya confirmado al Choro Robles en su puesto, debido a que "es un muy buen entrenador, creo que puede hacer grandes cosas con la generación que viene".

Tras el Sudamericano, llegó la oferta de Unión Española y un cambio emocional rotundo en el Flaco: volvió a encantarse con el fútbol, sonríe a cada segundo y su principal objetivo es ganarse la titularidad por la banda izquierda.

"Estoy muy bien en Unión, el grupo es excelente. Son buenos compañeros, estoy agradecido por cómo se han portado conmigo en estos primeros días. ¿La rivalidad con Mario Larenas? Él es un muy buen jugador, va a ser una linda competencia por el puesto. Espero jugar y ganarme la titularidad lo más pronto posible", advierte el defensa.

En su llegada a Independencia también se encontró con "viejos conocidos", por lo que su integración a la patrulla juvenil de Unión Española no fue tan complicada. "Ha sido muy bonito, porque somos todos amigos. Cuando Pablito (Galdames) se enteró de la noticia, me felicitó de inmediato y me dijo que estaba muy contento, que era muy bueno tenerme en el club", cuenta el zurdo, quien expresa que lo que más extraña de Colo Colo es a Gabriel Suazo, su partner desde los ocho años.

El renacer que vive actualmente Gutiérrez también va de la mano con el buen momento por el que está pasando su hermano gemelo Diego, quien defiende la camiseta de Palestino: hace algunas semanas fue citado por la Selección Sub 20 de Canadá para disputar las Clasificatorias de la Concacaf, la cuales entregarán cuatro cupos para el Mundial de la categoría.

"Me siento muy orgulloso. Después de que no lo citaron a la selección chilena, el cuerpo técnico de Canadá aprovechó la oportunidad y lo 'amarró' de inmediato. Ahora está concentrado con el equipo. ¿Algo que decirle?  Espero que le vaya muy bien, que juegue y pueda ganar todo lo que se proponga", cierra Cristián, quien a pesar de tener la nacionalidad canadiense, prefirió vestir los colores de la Roja.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo