Columna de la U: Algo se ve

Un análisis de la mejoría que ha tenido futbolísticamente el equipo de Ángel Guillermo Hoyos, y una esperanza cifrada de poder alcanzar un buen nivel en el mediano plazo.

Por El Gráfico Chile

Por Álvaro Valenzuela – Asamblea de Hinchas Azules

"¡Por fin!", se le escuchó decir a más de un hincha vestido de azul en el Bicentenario de La Florida. Por fin, porque el equipo se encontró con dos triunfos seguidos, cosa que no lograba hace más de 6 meses, vale decir, un torneo completo. Mucho tiempo, más aún si un equipo quiere competir en su liga nacional. Pero el domingo pasado, en el siempre complicado sintético de la comuna de las flores, el equipo de la U roja en el pecho logró mostrar algo más que un par de triunfos en línea. Al fin, los azules mostraron una consistencia que abarca la esencia de este deporte. Jugar a algo. Tener un estilo reconocible.

La versión 2017 de Universidad de Chile, inició tan mal como terminaron las anteriores versiones, incluso jugando con dos hombres menos por sendas expulsiones. De ahí en más, el equipo ha tenido una pequeña mejoría cada fin de semana. Primero vino el sufrido triunfo por la mínima ante Temuco, el extraño partido en Talcahuano, el empate frente a Everton (uno de los mejores equipos del medio), el triunfo claro ante Palestino y la última victoria frente a Audax.

El vaso medio lleno nos muestra que en el 50% de los partidos oficiales de este Clausura, Johnny Herrera ha entregado su arco inmaculado. Mismo porcentaje que se aplica a los partidos ganados (mejor rendimiento que Beccacece y Castañeda en sus seis primeros duelos oficiales, e incluso podemos sumar a Lasarte en sus torneos del 2015). Pero lo que más se debe rescatar son las imágenes que se repiten en los últimos dos partidos.

A mi entender, la U logró enrielar sus caminos al gol y mejorar su desempeño en defensa. Las constantes subidas de Beausejour por izquierda, y su muy buen entendimiento con Lorenzetti y Benegas, es lo que se le pedía al bicampeón de América en su primer semestre en el CDA. Sus centros y aparición provocan problemas en las defensas contrarias, al punto que tres goles en los últimos dos partidos se generan por la directa participación del lateral formado en Universidad Católica.

Aprovecho que sigo por la banda izquierda para remarcar el muy buen momento del Duende Lorenzetti. Se ha adaptado muy bien a la especie de línea de tres que se forma en el medioterreno azul, entrega con criterio y le vemos muy comprometido con la recuperación de balón. El fútbol fluye en los pies del rosarino, entregando calidad y seguridad en cada toque. La banda diestra también ha respondido, lentamente Matías Rodríguez toma el nivel que se le conoce, con un despliegue completo por la banda, siendo una oportunidad de descarga en cada acción. El argentino logra combinar de buena manera con el joven Rozas (todo un descubrimiento. Mérito de Hoyos) y genera superioridad numérica en cada avance laico.

No sólo en la ofensiva y bandas vemos progresos, la dupla de defensas centrales ha logrado afirmarse, no es misterio que sus errores siguen respondiendo a una forma de iniciar el ataque que puede generar fallas. A pesar de eso, en este momento el equipo no sufre por pelotas detenidas, ni balones frontales. Pero a no confiarse, el Romántico Viajero sigue siendo un equipo convaleciente, vulnerable a cualquier tipo de circunstancias adversas. No es casual que en los tres triunfos azules, el equipo de Hoyos abrió la cuenta antes de los 10 minutos de partido. Es clave entender que habrá partidos en que el marcador lo abra el rival. Hay que estar preparados para ese momento.

La U empieza a caminar por un mejor sendero, pero no mentiré, el título se ve muy lejano, son muchos los puntos que nos separan del muy sólido puntero Colo Colo, y los rivales vencidos no han sido de los mas regulares del torneo (excepto por Audax que marcaba tres triunfos en cinco partidos). A pesar de la diferencia en la tabla, debemos buscar la mejor posición posible, así el próximo torneo puede tener metas más ambiciosas.

La próxima estación demandará un desafío importante para nuestros colores. Unión Española viene de encadenar tres victorias al hilo, además de tener un fútbol claro, un estilo reconocido y un plantel de mucha calidad. Su mediocampo con Meneses, Pinares y Seymour es una gran mezcla de talento, despliegue y disparo de distancia. Es un duro hueso el elenco de Independencia, veremos frente a ellos para qué está el equipo mágico. Por lo menos hoy, algo se ve más allá del horizonte.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo