Carlos Soto se defiende: "No eran biblias, eran libros motivacionales, pregúntenle a Mario Salas si le sirvió"

Tras el escándalo de la auditoría, el ex presidente del Sifup aclaró los millonarios gastos sin justificar durante la administración anterior

Por Aton Chile

Luego de que estallara el escándalo del Sifup, por millonarios gastos sin justificar durante la antigua administración, todas las miradas apuntan al ex presidente del gremio, Carlos Soto, quien tuvo que renunciar al directorio.

Y el otrora timonel del organismo salió a dar la cara por la auditoría que detectó más de 250 millones sin rendir durante los años 2015 y 2016, los últimos de su mandato, y por los que tuvo que renunciar junto a Luis Pedro Figueroa tras la asamblea del lunes.

"108 millones ya están justificados, otros 50 (millones) son partidas más difíciles de demostrar, porque se trata de donaciones a futbolistas con problemas. Y da vergüenza, por una cuestión moral, pedir recibo", expresó a La Tercera.

Además, Soto se refirió a los egresos más controvertidos que se revelaron, que fueron un pijama de mujer y textos bíblicos. "El pijama se puso así en la boleta, pero es el delantal de una mujer que hace el aseo. Y no son biblias. Son libros devocionales que les regalamos a los jugadores que quisieron".

En esa misma línea, añadió: "Es un libro de motivación. Pregúntele a Mario Salas si le sirvió. De todas formas, ya dijimos que si hacía falta, devolvíamos el dinero que costaron"

Pero sus palabras no quedaron ahí, puesto que esta mañana Soto habló con la radio Sonar y fue claro en mencionar que "cualquiera puede ver mi dicom, yo sigo como siempre, tomando micro, andando en metro, no ando en un auto de lujo. Se hace un festín con todo esto, pero yo estoy tranquilo, voy a demostrar todo lo que pasó. No me he robado la plata, los dineros se han utilizado en el sindicato, aunque asumo que nos equivocamos como en la donación (a la iglesia)".

Para finalizar, el ex presidente del Sifup se fue en contra de la actual dirigencia comandada con Gamadiel García. "Fue una trampa, yo por eso renuncié. Me dijeron que me iban a cuidar, a proteger", concluyó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo