Hinchas de la U deberán pagar una fianza para ser liberados en Brasil

La Justicia de Brasil condenó a estos fanáticos azules tras los incidentes que protagonizaron el miércoles en el duelo ante Corinthians.

Por El Gráfico Chile

El Gráfico Chile/EFE

La Justicia de Brasil condenó hoy a 23 hinchas de Universidad de Chile a pagar una fianza para poder ser puestos en libertad y poder dejar el pa´si, donde se encuentran detenidos desde el miércoles acusados de causar daños en el estadio Arena Corinthians durante un partido de la Copa Sudamericana.

El juez Rubens Pedreiro Lopes tan sólo puso en libertad sin fianza a uno de los 24 hinchas que continuaban detenidos desde la noche del miércoles, cuando se registraron incidentes violentos protagonizados por los aficionados de la U tras perder por 2-0 ante Corinthians.

Según dijeron a Efe fuentes del Tribunal de Justicia de Sao Paulo, ninguno de los hinchas había depositado "hasta el momento" la fianza, que varía entre tres y cinco salarios mínimos de unos 290 dólares.

Una vez depositado el monto, los fanáticos serán puestos en libertad y tendrán 48 horas para comunicar una dirección en Brasil donde poder ser localizados.

A partir del martes, de acuerdo con las mismas fuentes, un juez revisará individualmente los casos y los simpatizantes azules podrán regresar de nuevo a territorio chileno.

Los incidentes violentos protagonizados por los hinchas del Romántico Viajero dejaron al menos siete heridos, entre los cuales dos policías y una empleada del estadio, así como diferentes daños en el estadio mundialista de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil.

El grupo de hinchas arrancó varias de las sillas de plástico del sector destinado a los visitantes en el Arena Corinthias para arrojárselas a sus pares de Corinthians y a los policías que intentaron detenerlos.

Tras finalmente ser contenidos en las galerías, aprovecharon el entretiempo del partido para dirigirse a los baños del estadio, en los que también provocaron cuantiosos daños, según la acusación de la policía.

Los agentes encargados por la seguridad detuvieron entonces a 26 personas, pero dos de ellas, un periodista y una mujer, fueron puestos en libertad un día después.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo