Trastienda alba: Mark fue el ausente en un Superclásico marcado por los dolores de Pajarito

El partido entre los azules y los albos estuvo marcado por los errores de los arqueros, pero también tuvo otras historias para contar.

Por Giuseppina Lobos

Poca rigurosidad con la "polémica" de las camisetas de Colo Colo

Durante la semana, la empresa PuntoTicket le recomendó a los hinchas de Colo Colo que sólo utilicen su camiseta en los sectores de galería y pacífico visita y no en los sectores comunes. A pesar del llamado que hizo la organización a cargo de la venta de entradas, los hinchas albos que arribaron hasta marquesina, por ejemplo, hicieron caso omiso a la petición. Cerca de 50 fanáticos albos vieron el partido con la camiseta de Colo Colo a centímetros de miles de hinchas de la U.

Mark González vio el clásico desde su casa

La estadía de Mark González en Colo Colo parece complicarse. A pesar de jugar la fecha pasada ante Deportes Iquique y de entrenar bien durante toda semana, el técnico Pablo Guede prefirió no convocarlo para el clásico por "decisión técnica". La determinación claramente no cayó bien en el jugador, tanto así que fue el único futbolista no citado de Colo Colo que no llegó hasta el Estadio Nacional para apoyar en vivo y en directo a sus compañeros.

Los jugadores no citados de Colo Colo llegaron al Nacional / imagen: Giuseppina Lobos-El Gráfico Chile

Los lesionados y no citados sufrieron con los asientos

Aunque no estaban citados para el duelo ante la U, los jugadores albos Matias Zaldivia, Cristopher Gonzales, Omar Carabalí, Pedro Morales, Hardy Cavero, Ricardo Alvarez y Marcos Bolados arribaron hasta el Nacional junto al plantel. Los siete deportistas ingresaron hasta el camarín para apoyar a sus compañeros hasta cinco minutos antes del duelo. En ese momento comenzaron los problemas: la dirigencia de Colo Colo no tuvo la precaución de reservar algunos asientos para que los jugadores vieran el partido por lo que los seis estuvieron cerca de 10 minutos intentando buscar algún puesto libre. La salvación llegó de las manos de un funcionario de Blanco y Negro que logró conseguir un puesto cerca del sector pacífico.

Esteban Paredes sufrió por culpa de sus compañeros de selección

No hay duda que uno de los jugadores albos que más resquemor generar en el plantel de Universidad de Chile es Esteban Paredes. El goleador de Colo Colo no tuvo problemas para enfrentarse a sus colegas azules durante la semana previa al clásico, aunque esta vez no la sacó barata: a los 8' recibió una tarjeta amarilla por un manotazo a Gonzalo Jara, que lo dejó condicionado para el resto del encuentro. Minutos más tarde, Paredes sufrió con la marca de Jean Beausejour, quien, con su potencia, lo dejó en el suelo. Esteban Pavez y Ramón Fernández intervinieron para detener el fuerte intercambio de palabras entre ambos.

Hinchas albos se colaron sin éxito

A pesar de que existían tres controles de acceso para los fanáticos de Colo Colo ingresan al Nacional sólo entre las 9 y 10:30 de la mañana, un par de hinchas albos se trataron de colar sin éxito. El resto del acceso fue normal y sólo contó con problemas de forofos que tenían una localidad diferente a la de Pacífico Lateral visita, donde se colocó la barra alba. “Fue un ingreso fluido y normal. Esta modalidad de ingreso diferido es muy positivo, y el único problema que tuvimos fue porque querían entrar todos juntos, y algunos compraron otra localidad”, dijo el mayor de Carabineros, Jorge Aravena.

Pajarito Valdés terminó adolorido y cojeando el Superclásico

Durante la semana, el volante Jaime Valdés fue una de las grandes preocupaciones de Pablo Guede debido a una pubalgia que arrastraba desde hace algunos días. Pero fiel a su estilo, Pajarito jugó a pesar de los fuertes dolores que tenía en la zona. Durante el partido fue el que sufrió con las faltas del rival, sobre todo con la dura marca de Gonzalo Espinoza, quien es conocido por su rudeza. En el segundo tiempo ambos tuvieron un encontrón donde la rodilla de Valdés fue la más perjudicada. Una vez terminado el encuentro, el mediocampista se retiró del Nacional cojeando e incluso tuvo problemas incluso para subir al bus debido al dolor.

Paulo Garcés se fue corriendo y en silencio del Nacional

Si algo no querían los hinchas de Colo Colo era que Garcés cometiera los habituales errores que suele mostrar. Y el Halcón estaba callando bocas con un buen partido en el Estadio Nacional ante Universidad de Chile, hasta que vino el fallo. A los 63 minutos, Felipe Mora cabeceó en el área chica y el arquero parecía tener todo controlado, pero el balón se le soltó y terminó en el fondo de las redes.

Por eso, cuando terminó el partido, se fue corriendo al camarín y no se quedó con sus compañeros para despedirse de sus rivales y los hinchas. Luego, una vez que se bañó, se retiró en silencio del Nacional y escoltado por su hermano Óscar, quien alejó a los periodistas que intentaban buscar una explicación para su error. Además, Garcés no se fue en el bus con el resto de sus compañeros y lo hizo en su auto particular.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo