La UC despertó para empatar con San Lorenzo y seguir invicto en la Libertadores

Los Cruzados tuvieron un inicio para el olvido, pero reaccionaron de la mano de Diego Buonanotte y sacaron un empate que les permite seguir en la pelea en el Grupo de la Muerte.

Por El Gráfico Chile

Universidad Católica tenía un desafío complicado en San Carlos de Apoquindo por la tercera fecha del Grupo 4 de la Copa Libertadores. Al frente estaba San Lorenzo, un equipo experimentado, con hombres como el arquero Sebastián Torrico (37 años), los defensas Matías Caruzzo (32) y Marcos Angeleri (34), y los volantes Néstor Ortigoza (32) y Fernando Belluschi (33).

Un elenco “mañoso”, que arrancó cortando el juego con faltas y de a poco empezó a adueñarse de la pelota, con agentes ofensivos veloces, como Ezequiel Cerutti, quien volvió loco a Alfonso Parot por esa banda, y un delantero movedizo como Nicolás Blandi.

Estos dos últimos, precisamente, fueron los encargados de adelantar en el marcador a un Ciclón que lo merecía. A los 20 minutos, el primero desbordó al Poncho y centró para que el segundo cabeceara entre Benjamín Kuscevic y Juan Carlos Espinoza.

El gol pegó duro en la UC, que se veía descolocada sobre su propia cancha. El Cuervo pudo aumentar, pero Benjamín Kuscevic salvó en la línea. El pitazo del paraguayo Enrique Cáceres para irse a camarines fue un alivio para un conjunto cruzado que no tenía por dónde. Había que cambiar mucho.

Resucitó la Católica

Y el cambio llegó temprano, a los cinco minutos de la segunda mitad. Tras un lateral de Espinoza, Santiago Silva pivoteó para José Pedro Fuenzalida, éste remató, la pelota pegó en un defensa y le quedó a Diego Buonanotte. El Enano apuntó y con un disparo rasante batió a Torrico para el desahogo de la parcialidad cruzada, en la primera que tuvo la UC en el partido.

Después se vivieron los mejores momentos para una Franja resucitada, con desbordes por ambos costados y un mediocampo dinámico que descolocó a un “Cuervo” totalmente distinto al de la fracción inicial. Sus “veteranos” sentían el esfuerzo.

En un minuto, la escuadra de Mario Salas lo tuvo en dos ocasiones, pero Buonanotte se demoró en la definición y luego un cabezazo de Parot se fue apenas desviado.

A continuación no hubo mucho más y terminó siendo igualdad en la precordillera. Empate en Miércoles Santo entre la Universidad Católica y San Lorenzo de Almargo, que mantiene el conjunto chileno con vida y al argentino casi sin aire en el fondo Grupo de la Muerte.

Con este empate, los cruzados sumaron cinco puntos y son segundos del Grupo 4 de la Copa Libertadores, que es liderado por Flamengo con seis unidades. En el tercer lugar, en tanto, aparece Atlético Paranaense con cuatro positivos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo