La UC saca buenas cuentas en la mitad de su camino en el Grupo de la Muerte de la Libertadores 2017

En los Cruzados valoran estar zona de clasificación e invictos en uno de los cuadros más duros de la Copa. Eso sí se trazan como objetivo ir a rescatar puntos ante San Lorenzo en Argentina.

Por Pablo Serey Correa

"Cuando mirábamos el grupo en las vacaciones no podíamos creer que nos tocaran rivales tan duros", reconoció el delantero de Universidad Católica Ricardo Noir, tras completar las tres primeras fechas en el denominado Grupo de la Muerte de la Libertadores 2017. Tras dos partidos jugados en casa y uno de visita, los cruzados marchan en el segundo lugar con 5 unidades.

A mitad de camino del Grupo 4, el equipo de Mario Salas marcha invicto y está a solo un punto de Flamengo que lidera el cuadro con 6 puntos. Tercero aparece Atlético Paranaense con 4 y en el cuatro lugar está San Lorenzo con 1. Por lo mismo, en la precordillera sacan cuentas alegres, sin embargo asumen que no pueden confiarse. Es más, se trazan como obligación rescatar puntos en la venidera visita al Cuervo.

"Siempre hemos confiado en nosotros, en nuestro juego, no por nada somos los bicampeones del fútbol chileno y queríamos demostrar que estábamos a la altura del grupo y creo que así lo estamos demostrando. Queda mucho por delante, entonces hasta que no estemos clasificados no nos podemos relajar", exclamó el propio Tito Noir.

Pensando en el compromiso ante San Lorenzo como visita que se disputará el próximo 25 de abril en Buenos Aires, el Flecha opinó que "es bueno ganar de local y tratar de sacar puntos afuera. Iremos a una cancha muy complicada, muy grande, que ellos la conocen muy bien y que aprovechan con sus jugadores rápidos, pero iremos con la confianza que podemos lograr puntos. Ganar sería espectacular para nosotros, pero la realidad y lo importante es que no perdamos".

Análisis similar mostró el arquero Cristopher Toselli, quien con mucha mesura manifestó que la mitad de camino recorrido tiene a la UC en una buena posición, pero que eso no asegura nada. "Hoy estamos tranquilos, contentos y satisfechos por lo hecho, pero esto no va a servir de nada si no sacamos un resultado importante en Argentina y después en Brasil", declaró.

Comentando específicamente la realidad numérica de Católica después del empate en casa ante el Ciclón, resultado que cerró la primera parte de la la fase grupal de la Libertadores 2017 para los cruzados, el seleccionado nacional admitió que "es positivo porque seguimos en la pelea, porque San Lorenzo no nos acorta distancia, pero esto es partido tras partido. Vamos a tener que ir a sacar un resultado positivo a Argentina, por eso digo que dependerá de nosotros si este empate vale la pena o no".

El calendario indica el siguiente panorama para la Franja en el certamen continental: martes 25 de abril como visita ante San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro, miércoles 3 de mayo como forastero ante Flamengo en Río de Janeiro y el miércoles 17 de mayo en condición de local en San Carlos de Apoquindo ante Atlético Paranaense.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo