La dupla de la casa debutó en la Libertadores en otro gran examen copero de Kuscevic

El defensa que pasó por la Sub 19 del Real Madrid fue punto alto en el empate 1-1 ante San Lorenzo en San Carlos de Apoquindo. Formó pareja con su viejo conocido Guillermo Mairpán.

Por Pablo Serey Correa

Por distintas situaciones, Universidad Católica no ha podido contar con sus centrales titulares en sus partidos como local en lo que va de Libertadores 2017. Por ello, el DT Mario Salas ha tenido que recurrir a Benjamín Kuscevic, quien ayer miércoles ante San Lorenzo replicó el buen cometido que había tenido ante Flamengo.

Ante el Cuervo el zaguero de buen paso por la Sub 19 del Real Madrid tuvo que entrar por el lesionado Germán Lanaro, mientras que ante el Mengao debió ir desde el arranque por la suspensión de Guillermo Maripán. En ambos casos la tarea se presentaba difícil, pues Nicolás Blandi en los argentinos y Paolo Guerrero en los brasileños significan palabras mayores.

Pero el habitual suplente supo estar a la altura. Ante el cuadro del urugyayo Diego Aguirre se cargó como central por derecha, haciendo dupla con su viejo conocido Maripán, con quien formó un binomio por largos años en las inferiores del conjunto estudiantil. Y si bien esta pareja registra varios partidos en el cuerpo, ante el Ciclón fue su estreno copero.

En la jugada del gol visitante, Blandi le ganó la marca y convirtió de cabeza. Ese fue su gran yerro, ya que más allá de algunas determinaciones dubitativas, en el resto del partido mostró oportunismo y concentración cuando tuvo que intervenir. Su jugada más destacada: a los 36' sacó de la línea un remate de Bautista Merlini que hubiese significado el 2-0 trasandino.

En la previa del choque ante los de Boedo, Mario Salas había destacado que "Benjamín es un jugador confiable, pese a su edad y su irregularidad de minutos por el hecho de alternar". Y en su conferencia posterior al encuentro, el Comandante entregó una escueta respuesta -como generalmente lo hace cuando se le pregunta por individualidades- cuando se le preguntó por lo hecho por el 13 cruzado. "Fue un gran partido de Kuscevic", dijo.

Y la dupla de centrales formada en casa, al parecer, tendrá que seguir jugando en lo inmediato, ya que el argentino nacionalizado chileno Germán Lanaro, quien se perdió el partido ante San Lorenzo por un problema muscular en el muslo derecho, no estaría al cien para el encuentro del domingo ante Audax Italiano en La Florida, por la décima fecha del Clausura. En el cuerpo técnico cruzado prefieren no correr riesgos, sobre todo al tomar en cuenta el pasto sintético del Bicentenario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo