Salas se empieza a despedir de la ilusión del tricampeonato: "Nos alejamos mucho"

El técnico de la UC sabe que la goleada que les propinó Audax Italiano los deja con mínimas opciones de ser campeón del Torneo de Clausura.

Por El Gráfico Chile

Antes del inicio del semestre, Universidad Católica tenía dos claros objetivos: hacer un buen papel en la Copa Libertadores y conseguir el ansiado tricampeonato. En el primero de los mencionados, los cruzados están cumpliendo y marchan segundos en el Grupo de la Muerte, pero a nivel local no han podido rendir al nivel esperado y al cierre de la décima fecha el deseo de obtener tres títulos parece haberse escapado.

Es que la UC llegó a enfrentar a Audax Italiano al Bicentenario de La Florida con la obligación de ganar, pero, muy por el contrario a lo que deseaban, fueron goleados por 5 a 2 y ahora están a ocho puntos del líder Colo Colo. Y, pese a que miran cada vez más de lejos al puntero, en el conjunto de la Franja aún no pierden la esperanza de ser campeones, aunque Mario Salas, técnico cruzado, sabe que es muy difícil alcanzar el objetivo del tri.

"Se aleja mucho (el tricampeonato). No tengo la fuerza para hacer un análisis profundo, tengo una sensación mala, y quedamos muy bajoneados y heridos. Ahora no queda más que levantarse y seguir luchando, pero es muy claro que quedamos lejos del objetivo del tricampeonato. Lo vamos a pensar (priorizar Copa Libertadores sobre el torneo local), es algo para pensarlo y veremos cómo está el plantel y el equipo. Lo único claro ahora es que el próximo partido hay que ganarlo y levantarnos de esta. Tenemos que replantearnos situaciones y salir fortalecidos de esto", dijo.

Sobre el análisis futbolístico de la dura goleada que les propinó Audax Italiano, el estratega reconoció los errores defensivos que cometieron en La Florida y el duro golpe que significaron los tempraneros goles de los locales en el segundo tiempo, cuando aún iban empatados a un tanto.

"Tenemos que digerir esto, analizarlo, reflexionarlo y ver qué tenemos que hacer para no cometer errores de hoy. Hay un tema defensivo que hay que mejorar, porque los números están a la vista y contra la estadística muchas veces no se puede. Tenemos que hacer el esfuerzo y el trabajo para mejorar lo que estamos mostrando. Este es un paso en falso que significa alejarse de uno de los objetivos, pero no podemos quedarnos llorando sobre la leche derramada y somos nosotros mismos los que podemos solucionar esto", señaló.

"Generamos un montón de ocasiones de gol y seguimos sin concretarlas. No vamos a escatimar esfuerzos en ser un equipo más competitivo. En el segundo tiempo nos hacen dos goles en ocho momentos y reafirman sus convicciones, de jugar largo y a nuestras espaldas. Lo reafirmaron y les resultó. Para nosotros los espacios son más reducidos y no tuvimos las herramientas para sobrepasar a la defensa de ellos, pero no nos puede ocurrir lo del segundo tiempo porque significa perder un partido y ver mucho más lejano un objetivo que teníamos trazado", concluyó Salas.

José Pedro Fuenzalida sacó la voz por el camarín

Si en el camarín de Audax Italiano todo eran risas, en el de Universidad Católica abundaron las caras largas. La dura goleada sufrida a manos de los itálicos no sólo significó que se hayan ido humillados, sino que los aleja cada vez más del tricampeonato. La undécima posición que ocupan en el Torneo de Clausura con sus 13 unidades, a ocho de alcanzar al líder Colo Colo, demuestran que ese objetivo parecen tenerlo perdido.

Así, siguiendo la línea de su técnico Mario Salas, también lo reconoció José Pedro Fuenzalida, quien fue el único jugador cruzado que quiso hablar tras el duro golpe de la derrota. "Es un golpe durísimo, porque el primer tiempo hicimos las cosas bien y salimos con las ganas de ganarlo. En el segundo tiempo se encontraron con dos goles rápido y eso nos dejó knockout. Aprovecharon nuestros espacios y nuestros errores. Quedamos bastante lejos y ese objetivo (tricampeonato) está muy difícil", señaló el Chapa.

"Después del tres a uno tuvimos un bajón grande y perdimos la intensidad que estábamos mostrando. Ellos aprovecharon y nos convirtieron dos goles que nos complicaron bastante y aprovecharon nuestra desesperación para encontrar espacios. Todavía tenemos objetivos importante como la Copa Libertadores, donde nos quedan tres partidos importantes. En el torneo local hay cinco fechas para ganarlas y quedar lo más arriba posible", concluyó Fuenzalida.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo