Ormeño con todo en Wanderers: critica a Espinel, cuestiona los refuerzos y pide a Villarroel de DT

El referente histórico del Decano también mostró sus reproches a la labor de los dirigentes y acusó falta de experiencia en el actual plantel caturro.

Por El Gráfico Chile

En un medio poco acostumbrado a ver pocas declaraciones comprometidas por parte de sus propios protagonistas, Jorge Ormeño ha destacado siempre por ir de frente y mostrar lado crítico, aunque eso saque ronchas en varios. Y en esta ocasión, el referente histórico de Santiago Wanderers alzó la voz ante el mal momento del Decano y no se guardó nada: criticó a dirigentes, jugadores y al DT Eduardo Espinel, y en esa misma línea pidió a Moisés Villarroel como nuevo entrenador.

En conversación con El Mercurio de Valparaíso, el ex futbolista dijo no esperar que el cuadro caturro estuviera peleando el descenso a esta altura del Clausura y expresó que "es súper lamentable por la forma en que se llega a esta instancia, porque uno puede perder, pero mostrando algún tipo de juego. Por ejemplo, ves a San Luis y más allá de perder algunos partidos uno sabe lo que se dispone en cancha, ya que hay una claridad respecto del planteamiento. Lo de nosotros es complicado, porque toda la apuesta es instalarnos en un lugar de la cancha y tratar de contraatacar, pero cada vez que un rival lee ello de forma correcta, terminamos perdiendo".

Ante la consulta de que si el actual plantel wanderino puede exhibir un mejor rendimiento, el Patrón estimó que "hay que buscar las fórmulas para que así sea, y si las soluciones no están arriba hay que buscarlas en cadetes. Alfredo Arias tenía a jugadores como Bryan Cortés o Nelson Saavedra, quienes no anduvieron y salieron los (Luis) García, los (Adrián) Cuadra. Los encontró para darle otra dinámica de juego al equipo en ese sector de la cancha. Si no tienes un extremo que te convence, y que, por ejemplo, es clave en el esquema que Santiago Wanderers, hay que buscar variantes o, derechamente, cambiar de sistema".

En dicho contexto, el también referente de la UC cuestionó el aporte de los extranjeros y también lo hecho por aquellos jugadores chilenos que han llegado en calidad de refuerzos, al plantear que "los refuerzos deberían ser el soporte y la voz del equipo tanto dentro como fuera de la cancha. Y no sólo hablo de quienes no son chilenos, porque hay otros como (Nery) Veloso que está en la banca, (José Luis) Muñoz fuera. No son sólo Pastorini o Charquero. (Rubén) Farfán es uno más y en su puesto podría estar (Roberto) Saldías. El refuerzo tiene que estar unos pasos más adelante que el jugador joven. Así como estamos, prefiero ver a jugadores de proyección sin importarme si nos vamos a Primera B, porque los hinchas siempre vamos a estar con la institución. Al menos, jugar con gente de casa me dejaría la sensación de que en unos años más podemos volver a ser fuertes".

Siempre en materia del actual plantel porteño, el campeón de Chile con el Decano en 2001 estableció que "hay una ausencia de liderazgo. No sólo hay que ser buen jugador con la pelota, sino también hay que estar en todas. No es tan sólo portar la jineta, uno quiere mucho a Gabriel (Castellón), pero no podemos olvidar que es un jugador que está creciendo. De eso yo no le hecho la culpa al plantel, sino a los que formaron el equipo, a los dirigentes. Ellos me sacaron por viejo, a David (Pizarro) también lo sacaron, no nos aprovecharon, no entendieron que siempre buscamos lo mejor para Santiago Wanderers. Los chicos hoy están aprendiendo, pero les falta la experiencia que uno tenía en la espalda".

Moisés Villarroel, su candidato

Ante la posibilidad de que su ex compañero Moisés Villarroel tome la banca del primer equipo de Wanderers, haciendo dupla con Silvio Fernández, Ormeño comentó que "ojalá se dé, porque necesitamos una mayor identificación y unir fuerzas. Un técnico como Espinel, con sus parámetros de rendimiento, es un técnico muy difícil de mantener. Sólo en Wanderers pasa, y su permanencia es, claramente, por un tema de lucas, porque me da la impresión que la intención es sacarlo".

Si el complicado presente que atraviesa el Decano es el indicado para que el mundialista en Francia 1998 tome la dirección técnica es el adecuado, el otrora volante de contención afirmó que "a mí me gustaría, porque hoy hay un rival peor que nosotros y eso nos da tiempo para jugar distinto e inyectar una nueva motivación. Hay que hacer un cambio rápido para trabajar en un largo plazo. No hay mucho tiempo, porque el próximo semestre será muy complicado por el promedio".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo