Matías Zaldivia y su regreso en Colo Colo: "No tengo el puesto asegurado"

El defensa argentino volvió a jugar en el Cacique tras seis meses. El ex Arsenal tiene claro que deberá luchar por mantenerse en el once inicial.

Por El Gráfico Chile

Matías Zaldivia se había ganado la titularidad en Colo Colo tras llegar en 2015 desde el Arsenal de Sarandí. El defensa, además, se metió en el corazón de los hinchas albos por su entrega y calidad en la zaga del Cacique. Sin embargo, en febrero pasado el zaguero se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha en el partido ante Botafogo en Brasil por la primera ronda de Copa Libertadores 2017.

A raíz de ello estuvo largo tiempo sin jugar hasta que este domingo 6 de agosto volvió a la cancha en el triunfo 3-1 del Cacique ante O'Higgins sorprendiendo a todos ya que fue titular y jugó todo el compromiso. "Estoy muy contento, pude jugar después de seis meses, el equipo anda muy bien y habrá que competir sanamente. Sé que por más que jugué hoy no tengo el puesto asegurado y hay que seguir trabajando para mejorar", señaló el jugador a CDF.

El trasandino comentó su lesión y todo el proceso que involucró. "Es un golpe muy duro, es la peor lesión que puede tener un jugador porque es demasiado extensa. Por suerte tuve mucha gente atrás, mi familia, amigos, el cuerpo técnico del club que se portó excelente conmigo y mis compañeros que siempre me dieron fuerzas para volver a jugar", anunció.

También tuvo palabras para el técnico albo Pablo Guede. "Cuando apenas me lesioné, me dijo que apenas me recuperara y me viera en condiciones me iba a usar de titular. Le quiero agradecer porque la confianza de un técnico en esos momentos es esencial", expresó.

Otra arista que abordó el ex Chacarita Juniors fue la accidentada preparación del duelo ante los celestes, que los obligó a presentar un extraño once inicial. "En La semana se nos presentaron estas complicaciones y ahí debe salir a  relucir el equipo, el plantel, ya que para eso somos 25 jugadores que queremos lo mismo", sostuvo.

"Fue atípico porque teníamos al Mago y al Pájaro en punta, cuando ellos giraban generaban espacios y permitían que los demás picaran a buscarla. Lo hicieron muy bien y cuando entró el Tanque tuvimos más profundidad", prosiguió.

Para cerrar, confesó que le costó la adaptación, al declarar que "terminé fusilado pero tenemos mas de una semana para recuperarnos y prepararnos para Palestino que es un rival muy duro y en la cancha de Audax, lo que complica bastante".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo