Efraín Araneda: El chileno que la "rompe" en Tahiti

Hace 12 años se aburrió de las penurias del fútbol chileno y decidió ir a probar suerte a la Polinesia francesa. Hoy es figura. Una historia imperdible.

Por
Efraín Araneda: El chileno que la

Imagen foto_0000000220120809215102.jpg

Por Cristian Salas

Playas paradisíacas, clima espectacular, en resumen vida linda. Eso es lo que ofrece Tahiti, la isla más grande de la Polinesia francesa, ubicada al sur del Océano Pacífico. Un destino soñado por muchos, el ideal para vivir una luna de miel de ensueño, pero francamente donde muy pocos pueden llegar.

Bueno, hasta allí llegó hace ya 12 años Efraín Araneda, un futbolista chileno que aburrido de pasar penurias en nuestro balompié, agarró sus maletas y se fue en busca de una aventura que tendría un final mucho más feliz de lo pensado.

Araneda se inició en la Escuela de Fútbol de Colo Colo Peñalolén, luego pasó a las inferiores de Cobreloa, de allí saltó a la sub 17 de Universidad Católica donde se coronó campeón. Después de eso el gran salto a la Segunda División de Bélgica. La estadía en Europa fue corta, así es que regresó para jugar en Colchagua. El club de la Sexta Región sería su última parada antes de iniciar su particular travesía. “Leí en un diario que dos jugadores chilenos jugaban en Tahiti. Como yo tenía una tía viviendo aquí decidí venir a probar suerte, principalmente porque estaba desilusionado del fútbol en Chile, porque en esa época pagaban tarde, mal y nunca y yo no quise ser futbolista para sufrir ni hacer sufrir a los míos”, cuenta el volante ofensivo que hoy defiende al AS Dragón.

“Luego todo se dio como quise, me fue bien y logré traer a mi familia, a mi señora (Adriana) y a mis dos pequeñitos (sus hijos, Tamara y Diego)”, sigue relatando el jugador que hoy defiende a la selección de Tahiti.

¿Qué tal el nivel del fútbol en la isla?

Algunos jugadores están al nivel de la Primera División chilena. Son chicos que jugaron el último Mundial sub 20, con muchas condiciones, pero no les gusta salir a jugar a otras partes porque para ellos estar acá es demasiado cómodo

¿De qué otras partes del mundo hay jugadores allá?

Tengo compañeros de Nueva Caledonia, algunos de otras islas francesas, también hay un jugador tahitiano (Nicolás Vallar) que jugó en la Segunda División de Francia y fue elegido mejor jugador de la Copa Naciones recientemente ganada por Tahiti en Salomón. Eso le da derecho a jugar la Copa Confederaciones el próximo año en Brasil.

¿Cómo se dio la chance de nacionalizarte y jugar por la selección?

Lo de la selección se dio ya que obtuve la nacionalidad francesa y eso me da derecho como a cualquier jugador de acá a ser nominado a competencias internacionales. El año pasado jugué los Juegos del Pacífico y ganamos medalla de bronce en Nueva Caledonia.

Ahora se vienen las Eliminatorias para Brasil 2014…

Sí, parten el 7 de septiembre en Salomón y espero estar ahí. Por el momento estoy en la preselección.

O sea ya te sientes todo un tahitiano…

Sí, la gente es magnífica, muy simpática, me tratan como uno más de acá, lo mismo a mis hijos. Llevo 12 años y quiero mucho a la gente, ya me siento un tahitiano de corazón por cómo se han portado conmigo.

Vivir en un país tan hermoso debe ser un sueño hecho realidad, ¿o no?
La verdad es que vivir acá es un sueño y una bendición. Todo es tranquilo, pienso que no pude haber traído a mis hijos a un lugar mejor para crecer. Es el paraíso hecho realidad.

¿Piensas volver algún día a Chile?

Creo que ya no vuelvo, me gustaría terminar y seguir una carrera de entrenador acá, ya que el fútbol está creciendo mucho y me gustaría estar cerca del DT Eddy Etaeta, una persona que se la jugó en llamarme a la selección siendo que este es un país pequeño y de por sí se cuidan mucho entre ellos mismos, pero tuvo el valor de hacerlo y por eso le seré eternamente agradecido. Quiero retribuirle en un primer momento trabajando cerca de los chicos tahitianos de pocos recursos.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo