Alfredo Di Stéfano piensa que pudo haber jugado con el Papa Francisco cuando era niño

El más grande futbolista en la historia del Real Madrid es diez años mayor que Jorge Bergoglio, pero asistieron a la misma escuela en Buenos Aires.

Por

Imagen foto_0000000120130318205930.jpg
Alfredo Di Stéfano, La Saeta Rubia, triunfó en River Plate y en Real Madrid. Jamás jugó un Mundial. (Foto: Archivo EFE)

Alfredo Di Stéfano es sin lugar a dudad uno de los cuatro futbolistas más grandes de la historia. Su legado trasciende a la época en la que jugó. Entre otras cosas, es columnista del periódico deportivo español Marca.

En su última columna escribió acerca del Papa Francisco y llegó a afirmar de que estudiaron en la misma escuela cuando eran niños. Incluso presume de que alguna vez pudo haber jugado fútbol con Jorge Bergoglio, quien es aficionado al fútbol y en especial a San Lorenzo de Almagro.

“Me voy a lanzar un poco en el tema de la religión. Normalmente evito hablar tanto de política como de creencias, a pesar de que acostumbro a leer mucho sobre estos temas. El Papa Francisco y yo fuimos a la misma escuela en Buenos Aires. En la actualidad él vivía en una Iglesia a dos calles de la casa de mi familia, donde aún reside mi hermana Norma”, escribe La Saeta Rubia en Marca.

“Como bien se imaginarán, su nombramiento me ha llenado de enorme alegría. A lo mejor el Papa fue alguno de los chicos con los que yo jugaba a la pelota en la calle. En el barrio se armaban verdaderos encuentros de fútbol de todos contra todos hasta que oscurecía”, prosigue el cinco veces campeón -y de modo consecutivo- de Champions League -en aquel tiempo llamada Copa de Campeones de Europa- con el Real Madrid.

“Habría que preguntárselo a él, porque en aquella época el famoso era yo, pues desde muy chico, al pertenecer a la cantera de River Plate, todos me conocían. También recuerdo a una monjita que era de la misma Iglesia que nuestro Papa. Cuando la pelota se me escapaba a su convento, tras algún tiro fallido, me amenazaba con no devolverme más el balón si no hacía la primera comunión”, culmina el argentino nacionalizado español.

Justo es recordar que Alfredo Di Stéfano nació en 1926 -tiene hoy 86 años- y el Sumo Pontífice llegó al mundo en 1936, es decir posee diez años menos de edad que el ex futbolista. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo