La historia del chileno que ninguneó a Alessandro Del Piero

Marco Rojas es la sensación del fútbol australiano. Con 21 años fue elegido como el mejor jugador de la Liga oceánica superando al astro italiano.

Por

 

Imagen foto_0000000120130425081838.jpg
Marco Rojas ya fue internacional con la selección adulta de Nueva Zelanda, por lo que no podría ser convocado a la Roja / getty

Por David Fernández

De madre neozelandesa y padre chileno, Marco Rojas pudo haber integrado la selección nacional, pero sus cinco partidos con la selección adulta de Nueva Zelanda lamentablemente ya se lo impiden. El talentoso volante de salida de 21 años y 1,66 de estatura es la nueva joya del fútbol oceánico. Comenzó en el humilde Waikato de su natal Nueva Zelanda, y pasó al Phoenix del mismo país en 2009, pero sus buenas actuaciones con la selección sub 20 kiwi en el Mundial de Colombia en 2011, le valieron para firmar un importante contrato con el Melbourne Victory de Australia.

“Mi papá vivió en Chile hasta los siete años, pero se fue por la dictadura militar. Me gustaría ir a jugar algún día allá. Me gusta Colo Colo”, comentaba Marco durante aquel mundial en suelo cafetero. En ese entonces, también idolatraba a Alexis Sánchez: “Me gusta mucho como juega Alexis Sánchez. Quisiera ser como él, es brillante”.

Hoy, después de dos temporadas en el Melbourne Victory, Rojas se ha convertido en la estrella del fútbol australiano.  Recientemente fue nombrado como el mejor jugador de la temporada 2012/13 de la Hyundai A-League, llevándose a casa la prestigiosa Medalla Johnny Warren. Aquel reconocimiento se concede al final de cada temporada y es votado por todos los jugadores de la primera división.

Rojas fue el claro ganador después de recibir 908 votos de sus pares, que duplicaron con facilidad a los concedidos a su rival más cercano, Alessandro Del Piero del Sydney FC (449 votos) y muy por delante de Daniel McBreen (280 votos), Michael McGlinchey (239 votos) y Dario Vidosic (222 votos).

El chileno – neozelandés además fue premiado como la figura joven más destacada, convirtiéndose en el primer futbolista en ganar ambos galardones. Merecido para el volante que marcó 15 tantos y sumó ocho asistencias en el campeonato.

“Sin duda ha sido una gran temporada en el Melbourne Victory, agradecimientos a la afición que es siempre leal, y por el  apoyo de mis compañeros de equipo, así como los entrenadores y todo el personal. Todos me ayudaron a que yo ganara este premio”, declaró el joven mediocampista.

Su entrenador Ange Postecoglou no deja de sorprenderse con su pupilo: “No hay duda alguna, Marco ha tenido una campaña excepcional y ha trabajado muy duro para mejorar su juego a lo largo de la temporada, así que es genial ver cómo fue reconocido con el premio individual más alto de nuestro deporte”. Luego añadió: “Recibir la Medalla de Johnny Warren a la edad de sólo 21 años es una hazaña impresionante, sobre todo si tenemos en cuenta que también sacó el premio al Jugador Joven del Año. Y creo que todavía hay un montón de cosas mejores por venir para Marco”.

Un presente espectacular que fue coronado el fin de semana pasado, cuando el Melbourne confirmó que Rojas no continuará en el club la próxima temporada ya que será vendido al fútbol europeo. Aún no se precisa cuál será su nuevo equipo, pero en los medios australianos aseguran que está cerca del Bayern Munich y el Borussia Dortmund de Alemania.

“Le deseamos todo lo mejor a Marco, y que continúe con su impresionante carrera”, dijo Postecoglou. “Aunque nos hubiera gustado que se quede aquí un poco más de tiempo. Sabíamos que no podíamos interponernos en sus ambiciones europeas. Está bien, porque atrajo la atención de todo el mundo durante este año”, completó.

Mientras el mismo Rojas reconoce que su destino está en el viejo continente: “Es el sueño de todo futbolista jugar en Europa y estoy a punto de vivir ese sueño muy pronto. Definitivamente voy a seguir al Melbourne mientras estoy en el extranjero y no me sorprenderá ver que el club logra aún más éxito en el futuro”.

Si Sampaoli buscaba un diez como alternativa a Fernández y Valdivia, ya se lo perdió, porque Rojas ya jugó con Nueva Zelanda por las eliminatorias de Oceanía y posiblemente se le verá en Brasil 2014 comandando a los kiwis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo