David Beckham: El futbolista más allá del espectáculo y el marketing

El inglés dice adiós al fútbol luego de una larga trayectoria lleno de títulos dentro de la cancha.

Por

En 1995 debutó uno de los jugadores ingleses más influyentes de la historia. Un joven David Beckham se ponía por primera vez la camiseta de Manchester United para jugar por la Copa FA. 18 años después el rubio volante dice adiós a la actividad, tras una carrera llena de títulos.

Y es que el mediático jugador nacido en Londres tuvo que luchar en toda su carrera con el estigma de farandulero que lo persiguió. Su buena pinta, sus apariciones en comerciales de televisión y su casamiento con la cantante Victoria Adams en 1999 le jugaron en contra. Pero Becks siempre estuvo interesado en la pelotita.

El extremo por derecha tenía una gran pegada, quizás la mejor del último tiempo, la que ayudó a que los Diablos Rojos llegaran a la gloria en Reino Unido y en Europa. En su paso por el cuadro de Trafford convirtió 85 goles en 399 partidos y ganó 11 títulos, con la Champions y la Copa Intercontinental incluídos.

Tras ello partió a Real Madrid para ser parte de los Galácticos de Florentino Pérez. Al presidente de los merengues lo criticaron por la contratación del inglés, decían que “era sólo marketing”, pero Beckham se encargó de demostrar que venía a ser un aporte.

El Spice Boy estuvo entre 2003 y 2007 con los españoles, donde se puso el overol para poder ayudar al club que había contratado sus servicios. Esto porque fue al sacrificio y empezó a jugar en una posición que no era natural para él, volante de contención. Desde ese puesto fue pieza clave para la obtención de la Liga 2006-2007, con Fabio Capello como entrenador. ¿Quiénes lo  acompañaban en el camarín? Zinedine Zidane, Ronaldo, Raúl, Iker Casillas, Luis Figo, entre otros. No podía irse del Santiago Bernabéu sin un título…

La MLS, el Milan y París

Luego de su paso por el fútbol ibérico, donde consiguió una Liga y una Supercopa Española, decidió partir a un fútbol de menor importancia. La MLS de Estados Unidos. Su fichaje en Los Ángeles Galaxy remeció el fútbol norteamericano, y provocó un nuevo fenómeno.

El traspaso del inglés al balompié estadounidense generó que otras grandes figuras del fútbol a nivel mundial decidieran probar suerte en el coloso americano. Thierry Henry, Juan Pablo Ángel, Juninho Pernambucano, Alessandro Nesta, entre otros, tomaron sus cosas y partieron a la MLS.

En los Galácticos ganó cinco torneos y sus ganas de jugar lo llevaron al AC Milan, ya que en los recesos de la MLS se iba a Italia para defender los colores de los rossoneros. Crack.

Estuvo entrenando en Arsenal, luego se habló que jugaría en Tottenham, pero finalmente firmó por el PSG, cuadro en el que ganó la Ligue 1, junto a otras figuras de renombre como Zlatan Ibrahimovic, Javier Pastore, Alex y Thiago Silva.

¿Algo pendiente en su carrera? Ganar un torneo con su selección, con la cual jugó los Mundiales de 1998, 2002 y 2006.

Se retira uno de los mejores del último tiempo, quizás, el dueño de la mejor pegada en el último lustro.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo