Galería: 10 futbolistas que se fueron en su mejor momento

A partir del fallecimiento de Chucho Benítez, recordamos la muerte de otros jugadores.

Por

Dani Jarque
El DT Mauricio Pochettino le entregó la cinta de capitán como reconocimiento a su gran carrera en el Espanyol, club con el que levantó la Copa del Rey del 2006. El 8 de agosto del 2009, mientras hablaba por teléfono con su novia, tuvo una falla al miocardio que terminó costándole la vida. Tenía 26 años.

Raimundo Tupper
Siempre fue sindicado como uno de los símbolos de la UC, club donde logró dos títulos. Sus buenas actuaciones lo tenían como múmero fijo para las Clasificatorias a Francia 98, pero el año 1995 el jugador tomó la decisión de lanzarse al vacío desde la azotea de un hotel en Costa Rica. Tenía 26 años y sufría de depresión.

Andrés Escobar
Un desafortunado autogol ante Estados Unidos en el Mundial del 94 terminaría dándole un giro radical a la vida del defensor. Colombia se fue eliminado de forma temprana, y tras volver a su país, el jugador terminó asesinado en el estacionamiento de una discoteca, luego de una discusión por la jugada que los eliminó de USA ’94.

Ramiro Castillo
El volante era uno de los grandes embajadores del fútbol de Bolivia y tras el subcampeonato en la Copa América del 97, su hijo falleció producto de una hepatitis. Después de esa tragedia, el jugador entró en un cuadro depresivo y el 18 de octubre de 1997, tres mesese después del deceso, Chocolatín se ahorcó con una corbata en su casa de La Paz.

Antonio de Nigris
Luego de una extensa trayectoria en elencos de México, España, Brasil y Turquía, el jugador partió al Larisa de Grecia y sólo tres meses después de su firma con ese club, el jugador presentó dolores en el pecho mientras dormía. Minutos después, camino al hospital, falleció. Tenía una falla genética en el corazón.

Marc – Vivien Foé
El camerunés había estado en dos mundiales (1994 y 2002) y registraba pasos por las ligas de Francia e Inglaterra. Era uno de los ídolos de su país y el 26 de junio del 2003, durante un partido ante Colombia por la Copa Confederaciones se desplomó y su corazón no fue capaz de seguir resistiendo. Tenía 28 años.

Robert Enke
En el Hannover 96, el portero había logrado la estabilidad que no pudo conseguir en clubes como el Benfica y el Barcelona, por lo que aparecía permanentemente en las nóminas de la selección alemana. El 10 de noviembre, con 32 años, el jugador se arrojó con su auto a las vías del tren como producto de una severa depresión.

Mirko Saric
En San Lorenzo de Almagro lo apuntaban como una de las grandes promesas del club, pero el 4 de abril del 2000, dos años después de su debut con los de Boedo, el joven de 21 años no pudo superar la depresión que arrastraba y acabó con su vida ahorcándose con una sábana.

 

Miklós Fehér
El jugador húngaro tenía sólo 24 años y un presente alentador en el Benfica de Portugal. Sin embargo, todo eso quedó en nada la tarde del 25 de enero del 2004, cuando estaba jugando un partido ante el Vitoria Guimaraes. Fehér se desmayó en el campo y una tromboembolia pulmonar acabó con su vida.

Antonio Puerta
El defensor sólo jugó en las filas del Sevilla, club donde fue escalando hasta transformarse en uno de los grandes referentes del plantel. Con el elenco andaluz ganó la Copa Uefa en los años 2006 y 2007, logro que está enmarcado entre los más importantes en la historia de la institución. También levantó una Copa del Rey, una Supercopa de España y una Supercopa de Europa. El 25 de agosto mientras se enfrentaban al Getafe, sufrió un paro cardiorespiratorio y pese a que logró levantarse y caminar, minutos más tarde sufriría otro cinco desmayos. Fue reanimado, pero esa misma noche terminó perdiendo la vida con sólo 22 años.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo