Tres cosas que la Premier League nos ha enseñado esta semana

Como cada semana te presentamos un resumen de la jornada de la uno de los torneos más exigentes del mundo.

Por

Por Alexander Korab, metro World News, desde Londres

Infierno en el Reino Unido
Existe un día en Inglaterra, donde todos los hombres adultos se vuelven locos. Los hombres abandonan a sus familias, los puestos de trabajo, se reúnen y ven SkySports con la boca abierta. Algunos de ellos se muerden los dedos, algunos meten la cabeza entre las rodillas, algunos sólo murmuran mientras sus ojos dan vueltas como David Luiz: sin sentido particular, otros se quitan la ropa con violencia mientras que sus colegas gritan: “¡Empuja! ¡No te detengas! ¡Ahora no!” No, no es otro bebé de la realeza, es algo mucho más adulto, lo llamamos: el plazo de transferencias. Es el día en que Inglaterra se ve más o menos como el infierno de Hieronymus Bosch. No se habla mucho en la ciudad. Bueno, nadie puede hablar realmente cuando un milagro como que el Arsenal gasta dinero en un jugador ocurre.

Daily Bale
Hablando del diablo. Parte de ese infierno fue la presentación de Gareth Bale a los aficionados del Real Madrid, después de su transferencia récord mundial por 100 millones de euros. ¡Sorpresa, sorpresa! ¡Nadie lo esperaba! Para esa ocasión Marca cambió la cabecera de su sitio web a “Daily Bale” y el Daily Mail se encontraba analizando cuándo Bale iba a decir una frase en español. Pero nadie ni siquiera oyó a Gareth hablar una frase completa en inglés. El chico es así de tímido.

A menos que vivan debajo de una roca, probablemente han escuchado todas las historias sobre el galés, incluyendo aquella que cuenta que casi no logra entrar a la sub 15 del Southampton (su desarrollo del crecimiento era demasiado rápido y eso afectó su coordinación) y la secuencia de 24 partidos de su carrera en la Premier League durante la cual su equipo luchó por ganar un solo juego. Resolvió sus problemas al operarse las orejas de Dumbo que bloqueaban su aerodinámica de Superman y presentándole el gato negro que se le había cruzado su camino, como un regalo para Fernando Torres. Después de eso Bale se convirtió en el mejor jugador de la Premier League durante 3 años consecutivos, y la Premier e Inglaterra lo echarán de menos. ¿Va a tener tanto éxito en España? Sí, el Real no es un equipo de fútbol, es una empresa de marketing y está garantizado que Bale les pagará dos veces lo que invirtieron en el plazo de un año.

Alerta roja
Pero vamos a hablar de los “Diablos”. En unos frenéticos últimos minutos de la ventana de transferencias, el Manchester United logró la contratación de Marouane Fellaini y que esa es la única persona adulta que se unirá a los “Diablos Rojos” este verano (europeo). Él es un gran refuerzo para el talón de Aquiles del MU, el mediocampo. Pero además él también prueba que ellos son los grandes perdedores de la ventana de transferencia. La versión inglesa del Real Madrid no fue capaz de atraer nombres como Thiago y Fabregas. Incluso Arsenal mostró ambición con su movimiento audaz por Mesut Özil, pero los “Diablos Rojos” fueron captados sentados en sus colas. Echan de menos tiros ganadores y fue notorio durante el partido del domingo contra el Liverpool. Sólo hay un jugador que puede ganar un partido por sí solo y ese es Robin van Persie. Otros son sólo actores secundarios de primer nivel. El partido se jugó en el 100 cumpleaños de Bill Shankly, quien llevó a Liverpool a convertirse en un club legendario. El actual entrenador Brendan Rodgers tal vez podría hacer la tarea de llenar los zapatos de su predecesor. Después de tres juegos, los Rojos ganaron los tres y están en la cima de la tabla. Algunos pueden decir que sus victorias recuerdan a las famosas y poco atractivas del Arsenal (burlado por los aficionados contrarios como “uno a cero ante el Arsenal”) durante los 80, porque los triunfos de los Rojos fueron: 1-0 Sturridge, 1-0 Sturridge y 1-0 Sturridge, pero es señal de que Daniel Sturridge se convertirá en el mejor delantero de la liga y, en segundo lugar, como Shankly dijo de sí mismo: “Ay, aquí estamos con problemas en la cima de la liga”. Ganar, es un agradable problema.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo