Delantero de Everton le dio agónico triunfo a su equipo y nunca se enteró

Romelu Lukaku marcó el 3 a 2 de los Toffees ante el West Ham, pero se desvaneció por un golpe en la cabeza y el paramédico tuvo que decirle que había convertido.

Por
Imagen foto_0000000120130921184517.jpg
Lukaku nunca supo que hizo un gol / Crédito: AFP

Ocho minutos quedaban para el final del partido en Upton Park y el West Ham parecía tener el triunfo asegurado ante Everton. Los locales vencían por 2 a 1, pero todo cambiaría en los minutos finales.

Primero fue Leighton Baines, en el minuto 83 el que anotó su doblete para igualar el partido y dos minutos más tarde, Romelu Lukaku marcó el 3 a 2 definitivo para el Everton. Pero el delantero, que está cedido desde el Chelsea, no celebró su tanto y no por algún tipo de cariño que le tenga al West Ham. Al momento de cabecear para anotar, golpeó la cabeza de un defensor y cayó al piso. Sus compañeros comenzaron a festejar, hasta que notaron que estaba tendido en el piso y pidieron la asistencia.

Romelu Lukaku tuvo que salir de la cancha y cuando despertó, notó que su equipo iba ganando. El delantero le preguntó al paramédico quién había anotado y le tuvo que responder que había sido él. Sólo ahí pudo celebrar la victoria del equipo. “No recuerdo nada y ni siquiera supe que anoté. Le tuve que preguntar al doctor quién había anotado y me dijo que había sido yo. Lo bueno es que ganamos”, señaló luego del partido el delantero.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo