De estadio a cárcel: Ese sería el futuro de una de las sedes de Brasil 2014

La sede tiene un futuro incierto, y es por eso que la justicia local sugirió que el recinto se transforme en una cárcel provisoria, para contrarrestar el hacinamiento penal.

Por

 

Imagen foto_0000000120130925120721.jpg
El estadio albergará cuatro partidos del Mundial. (Facebook/Arena Amazonia).

El Gráfico Chile

La propuesta fue realizada por la justicia brasileña, quien sugirió transformar el estadio Arena Amazonia, de Manaos, sede de la Copa del Mundo de 2014, en una cárcel provisoria después del Mundial, con el fin de contrarrestar el hacinamiento penal. El estadio, con capacidad para 44 mil espectadores, serviría como un recinto penitenciario provisorio hasta la construcción de una cárcel definitiva.

Cabe señalar, que el futuro de este estadio de 280 millones de dólares es incierto, debido a que la ciudad no cuenta con un club en la primera división del campeonato brasileño. La incertidumbre también abarca otras sedes mundialistas como Cuiabá, Brasilia y Natal.

“No veo otro lugar mejor, así sea temporal, para recibir a los detenidos de Manaos”, señaló al diario Folha, Sabino Marques, presidente del grupo de seguimiento de prisiones de Amazonas, quien agregó que “hasta que el estado resuelva el problema, construyendo nuevas prisiones, que utilice los espacios ociosos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo