#PellevsMou: Algunos son mejores que el mejor

Alexander Korab desde Londres hace una comparación entre el entrenador de Manchester City y el de Chelsea.

Por

Por Alexander Korab

“Los inadaptados” están mordiendo desde atrás

¿Se acuerdan de esa película? Un grupo de chicos no deseados y perdedores quedan bajo el mando de un hábil jefe que los convierte en campeones. Sí, es la trama en cada segundo de una película de Hollywood y ahora también de la temporada del Liverpool FC. Glen Johnson, Daniel Sturridge y Victor Moses eran indeseados en Chelsea, como Coutinho en el Inter. Kolo Touré dejó el Manchester City de forma gratuita, a pesar de la gran necesidad de defensores que tienen. Martin Skrtel ni siquiera era querido por su propio representante y Lucas por sus fanáticos. En realidad, ningún club grande quería confiar en Luis Suárez, quien estaba muy ocupado mordiendo gente en Amsterdam. Finalmente, la semana pasada Alex Ferguson criticó la forma de correr de Jordan Henderson, que Steven Gerrard “no era un jugador top-top” y dijo que Liverpool está a sólo 8 buenos volantes de ganar el título. Bueno, después de 9 partidos al parecer Fergie tendrá que tragarse sus palabras. La persona responsable es Brendan Rodgers, que abandonó su religión de ‘muerte por el fútbol’ (estilo sobre resultado) y adaptó su equipo a la incómoda formación de 3-5-2, para obtener lo mejor de sus dos torpedos: Suárez y Sturridge. El dúo SAS (nombrados así por las fuerzas especiales británicas) es posiblemente la mejor dupla de delanteros del mundo en este momento. La pareja hizo clic con rapidez y les encanta jugar juntos e impresionar a los demás. Esta temporada ya anotaron 14 goles (igual que todo el equipo de MU y más de 14 equipos en el campeonato), y asistidos por el general del mediocampo Gerrard, el que más opciones de gol ha generado en la Premier ( 23 – igual que Silva y más que Özil ), podrían meter a los “Reds” en la pelea por el título… cuando los aficionados estaban rezando apenas  por el top 4. La semana que viene SAS jugará contra el Arsenal. No importa a quién apoyarás, será una fiesta del fútbol. ¡No te lo pierdas!

Algunos son mejores que el mejor

Ustedes queridos lectores recordarán que en esta misma columna, hace no mucho tiempo atrás, llamé a Manuel Pellegrini el mejor entrenador del planeta. Bueno, todavía creo lo mismo pero también creo que Jose Mourinho es mejor, y no sólo porque nació en una “Estrella de la Muerte”. Todo el buen trabajo que Pelle hizo desde que asumió se ve ensombrecido por las deficiencias de su equipo. A pesar de que en su casa el City está derrotando equipos tan fácil como Thor rompe nueces, ya desperdició 11 puntos de visita. Pelle, que en lugar de comprar un defensor de clase mundial invirtió en atacantes calentadores de banco de clase mundial, tiene que asumir la responsabilidad. Fue muy visible el pasado domingo cuando el viejo Demichelis parecía perdido como un niño borracho en la niebla, y la inexperiencia de Nastasic junto al errático Joe Hart crearon un gol para el Chelsea. Es fácil culpar a los errores individuales, pero el City jugó en 12 partidos con 6 combinaciones diferentes de defensores centrales esta temporada, y la falta de estabilidad sin duda empeora las cosas. El chileno finalmente perdió la calma y se veía muy enojado, no sólo por el error de Joe Hart, sino también a causa de la bufonería de José Mourinho. Jose está en llamas. Sigue provocando como en los viejos tiempos. Después de un comienzo accidentado no puede dejar de ganar. 7 victorias en los últimos 8 partidos no son un accidente. Fernando Torres (quien Mou finalmente convirtió en el delantero que solía ser), admitió que sus famosos discursos del entretiempo están cambiando. Y realmente funcionan: en los últimos 4 de 5 juegos en PL, Chelsea  ganó o empató partidos en la segunda mitad. Es la prueba de que el técnico puede realmente hacer una diferencia. ¿Y qué piensan ustedes? ¿Es Mourinho mejor que Pellegrini? Comenten con #PelleVsMou en @ElGraficoChile.

La falta de competencia termina en un trasplante de “corazón” (Hart)

Imagina que cometes un error, luego otro, luego dos más, y cuando llegas a un punto en que ya sabes que es muy malo y que nada más malo puede pasar… cometes otro error. Nada es peor que la soledad de un arquero después de cometer un error. Tus hinchas te odian, tu entrenador se quiere comer tus testículos, tus enemigos sarcásticamente te animan y los medios se burlan de ti. Esta es la vida de un portero, la única posición individual en un equipo de fútbol. En esta ocasión le ocurrió a Joe Hart, quien ya era criticado por lo medios después de sus errores en los partidos contra Bayern Munich, Everton, Aston Villa, Cardiff City -todos ellos le costaron importantes puntos al City-. Y cometió errores jugando por Inglaterra, también. La falta de forma del número 1 de Inglaterra no es sólo un problema para Pellegrini: al igual que el Manchester City, la selección inglesa no tiene un claro número 2 listo para tomar el puesto. Hart fue crucial en el título obtenido por el City dos años atrás, pero desde entonces indiscutiblemente perdió su foco. Muchos jóvenes arqueros tienen ese momento de 10.000 km  (es ese momento cuando los jóvenes conductores comienzan a ganar mucha confianza y causan accidentes automovilísticos), pierden la concentración. Como hizo Wojciech Szczesny del Arsenal o David de Gea en MU, no significa que de un momento a otro se conviertan en malos jugadores. Pero a pesar de eso, es momento de que Pellegrini ponga sus sentimientos de lado y compre un nuevo número uno… o le costará el puesto.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo