Tres cosas que la Premier League nos ha enseñado esta semana

El torneo inglés siempre deja aspectos a destacar semana a semana.

Por

Por Alexander Korab, metro World News, desde Londres

Diez leñadores y un maestro holandés
En el juego de la semana, MU derrotó al Arsenal, sí el mismo gran Arsenal que venció al Dortmund  el miércoles, al Liverpool el sábado anterior, el mismo Liverpool que le había ganado al MU. ¿Hay lógica aquí ? ¡No! Y por eso el fútbol es tan hermoso: todo el mundo puede vencer al Arsenal. Aparte de eso, parece que el nuevo técnico del MU, David Moyes, puede haber encontrado una fórmula ganadora para el equipo tras la salida de Sir Alex. Se llama: 10 leñadores más van Persie, o Everton más van Persie. Moyes eliminó a todos los artistas de su equipo y mantuvo a jugadores como Chris Smalling y Phil Jones, que no necesariamente pueden patear una la pelota en línea recta, pero que luchan con su vida en cada partido. La gente tiende a olvidar cómo los valores de la vieja escuela como determinación y trabajo duro todavía importan. Funcionó para Newcastle, Sunderland y el Arsenal. De hecho incluso detuvieron la larga racha de 16 partidos del Arsenal anotando en cada partido de Liga. La última vez que no habían anotado había sido el 16 de abril contra… el Everton de Moyes, se puede ver el patrón aquí, ¿cierto? Gracias a la nueva estrategia, el MU está de vuelta en la carrera por el título, a sólo 5 puntos del Arsenal. Pero esa actitud puede garantizar una victoria, pero no necesariamente meterse dentro de las 4 primeras posiciones y, ciertamente, eso no es aceptable para los hinchas de los Diablos Rojos. No se quedan despiertos toda la noche en Japón para ver al Everton + RvP. Es por eso que el MU prepara gastar mucho durante enero, incluyendo probablemente el jugador más subestimado en el fútbol: Marco Reus del Dortmund. ¿9 leñadores y 2 artistas? ¡Eso es, 100% más artistas!

Gritar a los árbitros tiene recompensa
“Esa es una pregunta que no deberías hacerme, pero sí a los árbitros”, esa es la respuesta que Arsene Wenger dio a los periodistas que le preguntaron cómo ve al Manchester United sin su viejo rival Alex Ferguson. Fue un comentario ingenioso de algo que todos sabían en la Premiership: no sólo los jugadores tenían miedo del famoso “secador de pelo” de Sir Alex (gritar a las personas muy cerca de la oreja, estilo Ejército de los EE.UU), los árbitros fueron sus víctimas también. Fergie podría haber sido más amable con ellos distribuyendo pequeños favores personales fuera del campo -como el jubilado hombre de negro Marcos Haseley reveló en su biografía-. Gracias a eso no una, ni dos veces, el MU consiguió que las decisiones decisiones divididas fueran a su favor, y el mejor árbitro de Inglaterra, Howard Webb, fuera elegido por los hinchas archirrivales como el “mejor jugador del año del MU” un par de temporadas. Ahora, cuando el escocés se ha ido, José Mourinho es el nuevo gurú de amor-odio de los árbitros. En el partido del sábado, cuando su Chelsea estaba perdiendo ante el excelente West Brom, le cobraron el penal más injusto visto jamás, después de que Ramírez descaradamente se lanzara un piscinazo. Ah, y fue a 90 segundos del final del partido. “El penal es penal, no importa si es en el primer minuto o en el 90′”, dijo José después del partido y estaba en lo cierto, pero se olvidó de añadir que esa lógica funciona también para los no-penal. Nos guste o no, los grandes clubes y personalidades fuertes siempre obtendrán ventaja, así que… no nos olvidemos de presionar al árbitro. ¿Y qué hay de Mou? Ese penal le permitió extender su récord de imbatibilidad en casa de 66 partidos, y para obtener ese tipo de porcentaje tiene que tener algo más que la ayuda del árbitro. Y justo después del partido Mou se metió en una pelea con el defensa del West Brom Jonas Olsson llamándolo un “jugador de Mickey Mouse”, asegurándose que la prensa hable de otra cosa en lugar del penal injusto.

Nunca subestimes a los Saints
Si en agosto le hubieses dicho a un experto, como su humilde columnista, que después de 11 partidos el top 3 de la Premiership incluiría a Arsenal, Liverpool y Southampton, lo habrías hecho reír tanto que probablemente habría terminado en el hospital con los riñones rotos. Luego habríamos llamado a unos caballeros para que te pusieran una camisa de fuerza y te llevaran a un lugar donde pudieras inventar otras historias, como de extraterrestres construyendo anillos de hielo en Atacama. Y aquí estamos, no estás en el asilo mental y Southampton es tercero en la liga con su mejor inicio histórico de temporada. Sumaron 22 puntos en 11 partidos y todos los expertos admiten que están ahí por una razón. He mencionado a los Santos  un par de veces en esta columna, pero esta vez estoy escribiendo sobre ellos por dos razones. En primer lugar,  el gol maradoniano de Adam Lallana. El jugador, de 25 años es de la misma academia de los Santos que dio al mundo a Walcott, Bale y Oxlade-Chamberlain, pero a diferencia de ellos decidió quedarse en el club, aunque descendiera la segunda división. Pareció  una mala decisión por largo tiempo y parecía que Adam había perdido su talento, pero esta temporada se puso en forma y fue convocado a la selección de Inglaterra. Y ésta es la segunda razón por la que mencionamos a los Santos: ellos podrían herir tus sentimientos este viernes. Lallana, Jay Rodriguez y Rickie Lambert probablemente jugarán contra Chile… y no cometan el error de subestimarlos. ¡Nunca hay que subestimar a los Santos!

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo