Jugadores de equipo español amenazan con no jugar importante partido de la Copa del Rey

El plantel de Racing de Santander asegura que la dirigencia les debe sueldos y no quieren disputar el duelo de vuelta de cuartos de final ante Real Sociedad.

Por
Imagen foto_0000000120140127101920.jpg
Racing Santander está jugando los cuartos de final de la Copa del Rey / Crédito: AFP

AFP

Los jugadores del Racing de Santander, de la Segunda División B (tercera categoría), han amenazado este lunes con no jugar la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey frente a la Real Sociedad el jueves si no dimite el consejo de administración del club.

Los futbolistas leyeron un comunicado en el que aseguran que “se nos adeudan salarios desde hace varios meses, pese a las promesas reiteradas de pago llevadas a cabo por el presidente” Angel Lavín.

Además, “las recientes salidas de jugadores han disminuido el potencial del equipo, mermando con ello las posibilidades deportivas del mismo”, lo que ha llevado a la plantilla a solicitar la dimisión del presidente y de su consejo de administración.

“La falta de respuesta adecuada por parte del consejo de administración, la cada vez más grave situación económica en la que nos encontramos y las noticias aparecidas en los medios de comunicación en los últimos días conducen a que, por unanimidad, la plantilla profesional haya adoptado la decisión de solicitar la inmediata dimisión del presidente y del resto del consejo de administración”, aseguraron los jugadores, en el comunicado leído por su capitán, Mario Fernández.

“En el caso de que dicha dimisión no se lleve a cabo en las próximas horas, la plantilla anuncia su voluntad irrevocable de no disputar el próximo encuentro de cuartos de final de la Copa del Rey” el jueves ante la Real Sociedad, que en la ida venció 3-1 a los cántabros.

De no jugar el partido, el equipo perdería la eliminatoria, sería excluido de la siguiente temporada del torneo y tendría que pagar una multa.

Los jugadores, que insisten en que los reiterados impagos han llevado a “una díficil situación económica” para muchos de ellos, ya habían protagonizado una primera acción de protesta el pasado día 9 en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey ante el Almería, cuando se quedaron parados en el campo sin disputar la pelota.

El equipo cántabro se encuentra en una dura situación económica, en concurso de acreedores y, según la prensa española, con las cuentas embargadas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo