Granada de Manuel Iturra venció por la mínima al Betis de Lorenzo Reyes

El Colocho no jugó el encuentro, mientas que el ex volante de Huachipato estuvo 65 minutos en el campo.

Por
Imagen foto_0000000120140216102753.jpg
Foto: EFE

EFE

Un gol de Piti a la media hora de partido fue suficiente para que el Granada de Manuel Iturra venciera al Betis de Lorenzo Reyes por 1-0 para acabar con una racha de tres derrotas consecutivas y hundir un poco más en el fondo en la clasificación al conjunto hispalense, que se mantiene muy alejado de la permanencia.

Cada equipo dominó un tiempo y ambos contaron con ocasiones de sobra como para haber ganado, aunque los locales mostraron mayor empaque y eficacia ante un rival que solo se fue a por la victoria cuando se vio por debajo en el marcador.

Pese a prolongar sus posesiones menos que en otros partidos, el Granada dominó la primera parte ante un Betis timorato que solo creó peligro cuando el balón pasó por Rubén Castro.

La salida local fue en tromba, tanto que en los dos primeros minutos Recio no llegó por milímetros a un centro de Nyom y Adán tuvo que emplearse a fondo ante Brahimi, el mejor del primer acto, y El Arabi.

El Betis respondió con una buena acción individual de Rubén Castro bien abortada por Roberto, aunque la mejor opción visitante llegó al cuarto de hora en una falta rematada con dificultad por Jorge Molina, incapaz de superar a Roberto pese a su inmejorable posición.

Un remate de El Arabi en el área pequeña y parado de Adán precedió al gol local, marcado a la media hora por Piti, que con un sensacional control y un efectivo remate hizo bueno el perfecto pase en largo de Ilori.

Los hispalenses reaccionaron al 1-0 aumentando su posesión, mas solo inquietaron en otra acción personal de Rubén Castro, mientras que en el bando local Piti volvió a acercarse al gol en otro remate a las manos de Adán y Brahimi reclamó un penalti por agarrón de Juanfran.

El Betis se volcó en el cuarto de hora final, más aún tras ser expulsado Dani Benítez por roja directa por dar una patada a destiempo, y Baptistao dispuso de dos claras opciones de gol, pero en la primera se encontró con una mano prodigiosa de Roberto y en la segunda remató mal.

Con los visitantes atacando a la desesperada, con más ímpetu y acumulación de jugadores que ideas, el Granada perdonó la sentencia en un mano a mano de Riki ante Adán que el atacante mandó fuera.

La expulsión en el tiempo añadido de Amaya por doble cartulina amarilla es un contratiempo más para la próxima jornada para un Betis que en el Estadio Nuevo Los Cármenes dio un paso más hacia Segunda.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo