La particular historia del "millonario árbitro" que dirigirá el City-Barcelona

Jonas Eriksson será el encargado de arbitrar el que es calificado como el partido del año.

Por
Imagen foto_0000000120140217091021.jpg
Jonas Eriksson arbitrará el Manchester City-Bartcelona / Crédito: AFP

El Gráfico Chile

Cuando Jonas Eriksson decidió estudiar periodismo en Suecia, jamás pensó que terminaría arbitrando el que es calificado el partido del año de 2014. Es que la carrera del sueco que dirigirá el compromiso de Manchester City-Barcelona, válido a la ida de los octavos de final de la Champions, parecía muy alejada a la del arbitraje profesional, pese a que se inició con sólo 19 años.

Mientras iniciaba sus estudios de periodismo, el sueco también decidió comenzar una carrera paralela como árbitro. En 1994 se transformó en un profesional del referato y entendió que ese era su sueño, aunque nunca dejó de lado su profesión universitaria. Ya con el título de periodista, se ligó a la empresa sueca IEC in Sports, encargada de distribuir derechos televisivos de eventos deportivos en Europa. Empresa que podría haberlo mantenido por años. 

Pero en 2001 tomó la decisión más importante de su vida. Dejó de lado el periodismo y se involucró al 100% en su carrera de árbitro. Por eso, vendió su 15% de propiedad en IEC in Sports y ganó seis millones de libras esterlinas (7,3 millones de euros). Cifra que, fácilmente, le permitía no seguir trabajando.

Sin embargo, sólo lo hizo para enfocarse en su sueño. Sueño que hoy en día, a sus 39 años, lo tiene ad portas de dirigir el partido más esperado de los octavos de final de la Champions League. Sueño que lo tendrá en la mira de las millones de personas alrededor del mundo que estarán pendientes del partido del año.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo