Los fallos arbitrales que desataron el enojo de Manuel Pellegrini

Jonas Eriksson no estuvo acertado en sus cobros, pero falló para ambos equipos. Le anuló un gol legítimo a Barcelona y cobró un dudoso penal contra el City

Por

 

Imagen foto_0000000120140218203654.jpg
Eriksson no estuvo a la altura / Crédito: AFP

El Gráfico Chile

“Fue una mala decisión poner un árbitro sueco en un partido tan importante. Faltó alguien de más experiencia”. Manuel Pellegrini sólo encontró un culpable tras la derrota de Manchester City por 2 a 0 ante Barcelona: Jonas Eriksson. El chileno, que no acostumbra a reclamar, no quedó conforme con el arbitraje y lo culpó de “decidir el partido a su gusto”.

Pese a que falló en el planteamiento y se refugió en su zona, Pellegrini no quiso realizar una autocrítica y prefirió hablar del árbitro. Y en cierto modo, el técnico chileno tiene razón. Eriksson no tuvo un buen partido en el Etihad Stadium y falló en cobros claves, aunque lo hizo con ambos equipos. 

Aunque cobró una cantidad excesiva de faltas en favor de Barcelona, los cobros más polémicos fueron contra los culé. En el primer tiempo, Alexis Sánchez sacó un centro al área y la pelota dio en la mano de Gael Clichy. El juez de línea no levantó la bandera y Eriksson decidió que la jugada seguía. Los jugadores catalanes pidieron penal y nada de eso pasó.

Pero lo peor vino en el segundo tiempo.

Primero fue el polémico penal de Martín Demichelis. Lionel Messi arrancó de la marca de su compatriota y éste no tuvo otra alternativa que bajarlo, siendo bien expulsado por Eriksson. Pero la duda surge por la posición de la falta. El zaguero baja a la Pulga al borde del área grande, aunque lo sigo tocando dentro del área. La molestia de Manuel Pellegrini, además de lo dudoso del penal, nace por una falta a Jesús Navas en el inicio de la jugada de la apertura del marcador.

Sin embargo, otro de los errores graves también fue contra Barcelona. Tras pase de Xavi, Cesc Fabregas habilitaba a Gerard Piqué en el centro del área, quien marcó en arco descubierto. Sin embargo, el juez de línea inhabilitó todo por posición de adelanto del “4” de los catalanes.

Sin duda que Manuel Pellegrini tiene razón al señalar que Eriksson no supo manejar el partido y que le faltó experiencia, pero la derrota de Manchester City estuvo lejos de pasar por los errores arbitrales.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo