Un eterno enamorado del Barça: "Trabajar aquí y ganar títulos debe ser la rehostia"

Tito Vilanova amaba al Barcelona. Así lo manifestó en cada declaración donde no disimuló su admiración por el club que dirigía. Aquí sus mejores frases como blaugrana.

Por

 

Imagen foto_0000000120140425140837.jpg
“No estaremos tan bien en ningún otro sitio como aquí” / AFP

El Gráfico Chile

Desde que Tito Vilanova llegó a la La Masía dejó en claro el orgullo que significaba para él. “Estar en este club entrenando es la hostia, pero trabajar aquí y ganar títulos, debe ser la rehostia”, dijo en julio del 2008 cuando fue nombrado ayudante técnico de Pep Guardiola.

Al hacerse cargo del primer equipo, tras la salida de Pep, Vilanova alcanzó uno de sus logros más importantes. La final de la Champions League del 2009 ante el Manchetser United. El DT dejó clara su metodología en la previa del partido : “Hay que cambiar la palabra ‘presión’ por la palabra ‘ilusión’. El que más ilusión y ganas tiene de ganar es el que gana. La presión no es buena para jugar una final”, dijo.

El amor de Vilanova hacia sus jugadores, canteranos, y el sentimiento que ahí se inculca eran un estandarte para el ex entrenador. “Como catalanes y barcelonistas, sabemos que no estaremos tan bien en ningún otro sitio como aquí. Es cierto que el primer año hacíamos gracia en Madrid, el segundo empezó a darles rabia y al tercero eso va en aumento”, afirmó en noviembre del 2010.

El reconocible esquema y filosofía de toques que plasmó el Barcelona en el fútbol mundial son un marca registrada de La Masía, aseguraba Vilanova.”El fútbol actual del Barcelona no se entendería sin los jugadores de la cantera ya que estos jugadores andan mamando esta filosofía desde pequeños”, aseveró en octubre del 2009. “La gran virtud que tiene este grupo es que se divierte entrenando. Cuando vas cada día al trabajo a pasártelo bien no cuesta esfuerzo todo lo que haces, no sufres, disfrutas “, aseguró en febrero de 2011.

Sobre su labor como técnico de los blaugranas. “Cada año nos reinventamos. Los técnicos influimos en los primeros 80 metros, luego aparece el talento”, contó orgulloso de su plantel en octubre del 2010.

Uno de los hechos anecdóticos que se recuerdan de Vilanova fue cuando le consultaron por el doping en el Barcelona. “Dopamos el balón para que vaya más rápido”, respondió risueño.

El día que fue presentado como entrenador y comparó el desafío con su enfermedad. “Al lado de lo que he pasado, esto puede ser un juego de niños“, dijo.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo