Factor Miiko: La disciplina sueca aprobó frente a Egipto

El lateral sueco-chileno tuvo un papel correcto ante los africanos. Le costó adaptarse sobre la línea de tres, pero terminó respondiendo a las exigencias tácticas

Por

Imagen foto_0000000120140530224109.jpg

(Agencia Uno).

El Gráfico Chile

En los entrenamientos Miiko Albornoz terminó por convencer a Jorge Sampaoli. Ante Egipto, el sueco-chileno ocuparía el puesto de stopper por izquierda en una improvisada línea de tres. A los 16′ minutos el experimento del casildense hizo aguas.

Miiko intento irse al atque pero siempre se vio desprotegido por quien estaba delante de él: Jean Beausejour. La línea de tres tampoco le permitíó avanzar más allá de mitad de cancha.

De todas formas en las pelotas detenidas siempre fue al área a buscar de cabeza, pues es su estatura la que justifica en gran medida su presencia en el Mundial.

La improvisada línea de tres defensores siguió sin respuestas. La participación de Albornoz comenzó a generar críticas en las redes sociales y era entendible. La disciplina y la táctica impuesta por el técnico no le permitió maravillar como en el duelo ante Costa Rica.

En el filo del primer tiempo, Miiko se las mandó y calló varias bocas. Se mandó un pique por la izquierda donde con regate incluido dejó pagando a la defensa africana. Su centro al área chica no pudo ser aprovechado ni por Vargas ni Sánchez.

En esa improvisada línea de tres zagueros, todos se vieron sobrepasados hasta el segundo tiempo cuando el ingreso de Eugenio Mena le dio más aire al nacionalizado chileno. A partir de allí se vio un Albornoz más suelto y con confianza, aunque a los 55′ un pase errado en la salida chilena casi termina en tragedia.

Entrado el segundo tiempo, Albornoz incrementó sus bonos. Recuperó balones y se le vio más participativo. Como sea, el lateral ya tiene un asiento asegurado a Brasil.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo