El plantel del Cuervo admitió en su desahogo: "El equipo estuvo trabado por los nervios"

Tanto jugadores como cuerpo técnico reconocieron que no tuvieron pasajes buenos en gran parte del partido, por lo que agradecieron el incondicional apoyo de la hinchada.

Por

 

Imagen foto_0000000120140813224732.jpg
El Cuervo se mostró particularmente nervioso en la final. (AFP).

AFP

Leandro ‘Pipi’ Romagnoli, volante de San Lorenzo flamante campeón por primera vez de la Copa Libertadores de América, dedicó el miércoles la victoria a “la fiel hinchada” que alentó sin tregua durante el partido ganado 1-0 a Nacional de Paraguay.

“No puedo ni hablar (con un nudo en la garganta para contener el llanto). Pero quiero dedicarle el triunfo a esta hinchada increíble que alentó todo el encuentro”, dijo el capitán de la escuadra azulgrana en el estadio Nuevo Gasómetro, colmado por más de 40.000 fanáticos.

Romagnoli recibió el trofeo en calidad de capitán mientras que el autor del gol, de tiro penal, el volante Néstor Ortigoza, fue proclamado el mejor jugador de la final.

Ortigoza marcó a los 36 minutos, cuando el tricolor guaraní dominaba las acciones, como ocurrió en casi todo el juego.

“Esto es emocionante, pusimos todo dentro de la cancha”, dijo Ortigoza.

El DT sanlorencista, Edgardo ‘Patón’ Bauza, quien ya fue campeón de la Copa en 2008 al frente de la Liga ecuatoriana, dijo que “el equipo estuvo trabado por los nervios, por la tensión en el primer tiempo, pero luego fueron recuperando el control”.

Nacional de Paraguay había llegado por primera vez a una final del campeonato que organiza la Conmebol, igual que San Lorenzo, que durante décadas deseó el trofeo al que subestimó en su primera edición en 1960 cuando cedió la condición de local para un desempate con Peñarol de Uruguay que lo venció y luego fue campeón.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo