El resistido Fred responde: Advierte con no jugar ante amenazas de hinchas

Como capitán de Fluminense, el delantero mundialista de la Canarinha en Brasil 2014, dijo que reunirá al plantel de su equipo para no presentarse a jugar si las intimidaciones continúan.

Por

 

Imagen foto_0000000120140821184023.jpg
Fred mantiene una complicada relación con la hinchada de Fluminense. (Getty Images).

El Gráfico Chile / AFP

El atacante y capitán de Fluminense, Fred, advirtió este jueves que el equipo no jugará el domingo si el club no garantiza la seguridad de los jugadores, después de que una veintena de hinchas lo insultaron por los malos resultados en el torneo nacional.

El tricolor carioca, que marcha quinto en el Campeonato Brasileño, perdió sus últimos dos compromisos y los aficionados culpan al atacante, que no ha mostrado un buen fútbol después de su fracasado paso por la selección en el Mundial.

“Si la dirección del club no toma ninguna providencia y esos cobardes invaden en Laranjeiras (el barrio donde está el centro de entrenamiento del ‘Flu’) queriendo agredir a los jugadores, yo, como capitán del equipo, voy a reunir al grupo y Fluminense no entrará al campo el próximo domingo” para enfrentar al Sport en el Maracaná, lanzó Fred en un comunicado que publicó en su sitio en Facebook.

Fred llamó “cobardes” a la veintena de hinchas que esperó en el aeropuerto de Rio al equipo para reclamar la última derrota, este miércoles (2-1 con Chapecoense).

“¡Mercenarios!”, gritaban a los jugadores que esperaban en otra sala, lanzando monedas contra el vidrio que separaba los ambientes.

El bus tuvo que buscar a los jugadores por una puerta alterna. El carro del lateral Bruno fue golpeado.

“Regresando de hacer nuestro trabajo, ¿qué nos encontramos mis compañeros y yo en el aeropuerto Santos Dumont? Cerca de 20 marginales, desocupados, bandidos, vagabundos, tratando de agredir a los jugadores, dañando el carro de profesionales que trabaja duro y sudan la camisa para defender el equipo que ellos dicen amar”, zanjó Fred.

“Me produce profunda vergüenza. Es increíble y profundamente lamentable que en 2014, después de ser sede de la Copa del Mundo, Brasil conviva con esa barbarie. ¿Será que es necesario que nuestro grupo de jugadores se vaya a los puños con ese bando de marginales que no tienen nada que perder”, arremetió.

GRAF/PS

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo