Barcelona vence a Rayo Vallecano y es el líder de la Liga española

El club catalán venció por 2-0 al local con goles de Neymar y Lionel Messi y se queda como el único puntero del torneo español.

Por

EFE

El Barcelona, gracias a dos goles en un minuto del argentino Leo Messi y el brasileño Neymar Júnior, ganó en Vallecas (0-2) con un juego poco convincente a un Rayo que disputó los últimos treinta minutos de partido con un hombre menos por la expulsión de Jorge Morcillo y acabó el partido con nueve, al ver la segunda amarilla el mexicano Javier Aquino, en el minuto 90.

El Rayo, espoleado por su afición, que llenó el campo por primera vez esta temporada, no se arrugó ante la calidad de los jugadores azulgranas y dispuso un planteamiento táctico ofensivo para intentar tratar de tú a tú al Barcelona. Lo consiguió durante bastantes minutos e incluso pudo adelantarse en el marcador con un disparo raso cruzado de Alberto Bueno que despejó a córner el chileno Claudio Bravo.

Con el paso de los minutos, el Barcelona se fue haciendo dueño del encuentro y fue cuestión de tiempo que tardara en aparecer Leo Messi. Primero con un remate a bocajarro que sacó Toño y segundo con una vaselina cruzada que el portero alicantino no pudo parar.

Sin casi tiempo para asimilar el gol encajado, el Rayo sufrió un nuevo mazazo un minuto después, ésta vez por parte de Neymar, quien recibió un balón de Sergio Busquets en la frontal y disparó cruzado para batir a Toño.

El Rayo, con un sobresaliente Gael Kakuta, que realizó varias acciones dignas de elogio, dos con caño incluido a dos adversarios, se fue al descanso cabizbajo por el resultado. Su técnico, Paco Jémez, aprovechó para realizar un doble cambio muy ofensivo y retirar a uno de los centrales para jugar con tres defensas, sacar un delantero y jugar con tres arriba.

Con ese planteamiento táctico, el Rayo se sintió muy a gusto y pudo marcar a los 57 minutos con un potente disparo del brasileño Leo Baptistao que despejó el chileno Claudio Bravo. Esa sería la última ocasión clara de peligro del equipo madrileño, que a partir del minuto 60 jugó con un hombre menos por la expulsión de Jorge Morcillo.

Sin centrales sobre el césped, el elegido para retrasar su posición fue Raúl Baena, que cumplió con solvencia ante un Barcelona que ganó profundidad con la entrada de Pedro Rodríguez, aunque fue el croata Iván Rakitic, recién salido al campo, el que pudo marcar el tercero a los 71 minutos.

En los compases finales, el Barcelona alcanzó el área rival constantemente por el desfonde del Rayo y no amplió su ventaja porque Messi, en dos ocasiones muy claras para marcar, mandó el balón por encima del travesaño.

GRAF/PH

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo