Holanda salvó un empate en las Clasificatorias a la Eurocopa con afortunado gol

Klaas-Jan Huntelaar desvió con la espalda un remate de Wesley Sneijder y le dio un punto a la Orange.

Por

EFE

Un gol de Klaas-Jan Huntelaar en el último minuto de descuentos, tras un disparo de Wesley Sneijder, evitó la derrota y el fracaso de Holanda, puesta contra las cuerdas por Turquía, que se marchó con un premio menor e inservible para sus intereses.

Fue Sneijder el que asumió la responsabilidad del equipo de Guus Hiddink en cuanto el partido se puso cuesta arriba. El empate es una satisfacción a medias para el combinado orange, que transita por la fase de clasificación de forma discreta y que acusó en exceso las ausencias de Robin Van Persie y, sobre todo, de Arjen Robben.

La baja del atacante del Bayern Múnich pesó sobre Holanda. Es su principal argumento para las transiciones. Y el responsable de la carga anotadora. Ni Huntelaar ni Memphis Depay ni Ibrahim Afellay estuvieron a la altura.

El choque se agitó a ocho minutos del descanso, con el gol del delantero Burak Yilmaz. Fue un disparo con la pierna derecha dentro del área que finalizó una combinación con Volkan Sen.

El tanto desesperó al equipo de Hiddink, que se estrelló permanentemente sobre la ordenada zaga rival. Turquía, que no pudo contar con el futbolista del Atlético Madrid Arda Turan, sancionado, impuso el ritmo y Holanda era capaz de crear ocasiones sobre Volkan Babacan, que protagonizó más de una buena atajada.

A la desesperada y con el partidoterminando, Holanda encontró aire. Fue en un disparo de Sneijder que dio en la espalda de Huntelaar y engañó a Babacan para llegar a la red. El gol dio un punto a Holanda y otro a Turquía, inservible para ambos en la búsqueda de una de las dos primeras plazas del grupo que tienen cerca la República Checa e Islandia.

Italia zafó ante Bulgaria

AFP

Un tanto del brasileño nacionalizado Éder en la recta final del partido evitó la derrota de Italia en su visita a la de Bulgaria (2-2), este sábado en Sofía, dentro de las eliminatorias para la Eurocopa-2016.

El debutante Éder Citadin Martins, de la Sampdoria, consiguió su gol ya en el minuto 84, con un potente y certero disparo desde la frontal del área, cuando su equipo se acercaba a la derrota en la capital búlgara.

Antes de ello, Italia se había adelantado en el 3 por un tanto en contra de Veselin Minev, pero los locales habían remontado poco después, con los goles de Ivelin Popov (11) e Ilian Micanski (17).

La Azzurra evitó la derrota, pero continúa segunda en la clasificación e incluso vio cómo Croacia, líder del grupo H, se distancia ahora a dos puntos, después de haber derrotado 5-1 a Noruega.

Los italianos tienen dos puntos más que los noruegos, terceros, y todavía están en puesto de clasificación para la Eurocopa, ya que consiguen billete automáticamente los dos primeros.

Pero mas allá de las cuestiones matemáticas, el gol de Éder sirve como respuesta a las voces que se elevaron en los últimos días por la conveniencia o no de convocar para el equipo nacional a jugadores nacidos en otros países, como es el caso de Eder o de Franco Vázquez, nacido en Argentina.

El seleccionador Antonio Conte había defendido su decisión recordando el reglamento y ahora Éder le envía un argumento de peso para reforzar su posición.

GRAF/GP

NEWSLETTER

Lo Último de en tu correo...

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo